Revista Qué

12 Mar 2016 | Debate

Piden prohibir agroquímicos en la Ciudad

Lo presentó el diputado Camps del Partido Socialista Auténtico. Una iniciativa similar se estancó en 2010 y nunca llegó al recinto. Ahora, el PRO dejó trascender que tiene voluntad de avanzar en el proyecto.

El legislador del Partido Socialista Auténtico (PSA) Adrián Camps presentó un proyecto de ley para prohibir la aplicación de herbicidas sintéticos en la eliminación de pastizales y otras especies vegetales en todos los predios de la Ciudad, tanto de dominio estatal como privado.

La iniciativa de Camps establece, asimismo, que ante el incumplimiento de esta punto, los infractores serán sancionados de acuerdo a la calificación de Emisión Contaminante del Régimen de Faltas de la Ciudad. Por caso, la multa mínima por este acto va de los $100 a las $34.000 unidades fijas “y/o clausura y/o inhabilitación del establecimiento, o inhabilitación para que circule el vehículo o fuente móvil y/o decomiso de los elementos que produzcan la emisión de contaminantes”.

agroquimicosNo obstante, se aclara que cuando la falta se cometa en perjuicio de un área protegida, reserva ecológica, zona declarada bajo alarma o emergencia ambiental los montos mínimos y máximos de la sanción prevista, en diferentes casos, se duplica,

Para la iniciativa, Camps resalta que existe jurisprudencia internacional que avale el proyecto y cita que en nuestro país, en 2.010, la justicia de la Provincia de Santa Fe ratificó un fallo de primera instancia que “limita las fumigaciones y pulverizaciones con agroquímicos en la ciudad de San Jorge: establece un límite de 800 metros para aplicaciones terrestres y 1.500 m para aplicaciones aéreas, respecto a las zonas urbanas [Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial (Sala II) de Santa Fe]. Los iniciadores de la causa fueron vecinos que sufrieron trastornos en la salud”.

En esa línea, ubica a la prohibición bajo la noción legal de principio precautorio. “El principio precautorio es un enfoque del orden jurídico-político que sostiene que “frente a una eventual obra o actividad con posibles impactos negativos en el medio ambiente, permite que la decisión política que no da lugar a su realización, se base exclusivamente en indicios del posible daño sin necesidad de requerir la certeza científica absoluta”.

Pese a las controversias que ha generado este tipo de iniciativas en distintos puntos del país, incluso en la Provincia de Buenos Aires, donde se han estancado proyectos de este tipo, existe voluntad en PRO para aprobar la iniciativa, según pudo reconstruir RevistaQue.com.

La Dirección General Técnica Administrativa y Legal de la Agencia de Protección Ambiental ya había manifestado en 2010 su preocupación por la utilización de agroquímicos, en ocasión de la presentación de un proyecto similar presentado por Camps. La iniciativa había recibido aval en las comisiones de Ecología y Salud, no obstante, no avanzó más de allí. Resta saber ahora qué sucederá.

Compartir
?