Revista Qué

12 Feb 2016 | Diferencias

Por qué hay tensión en el bloque PRO

Promesas de lugares, trabas en las designaciones y aparentes retaceos en el envío de recursos generan un combo de críticas en el ritondismo contra el Jefe de Gabinete, Felipe Miguel. Dos puestos clave en la administración.

El legislador de PRO Roberto Quattromano, hombre de máxima confianza de Cristián Ritondo, provocó un cimbronazo en la estructura del PRO la semana pasada cuando lanzó duras críticas contra el Jefe de Gabinete, Felipe Miguel, que hoy hacen pensar sobre la solidez del armado capitalino

“Parece que el jefe de gabinete de la Ciudad no entendió el cambio. Buen técnico pero esta perdido”, tuiteó la semana pasada Quattromano, y, remató más tarde que “es difícil el diálogo con alguien que no entiende de política”.

Lejos de aplacarse las desavenencias, esta semana crecieron y con frustrados contactos entre la Jefatura de Gabinete y el espacio. Según pudo reconstruir RevistaQué.com, el ritondismo expresado en la agrupación Propuesta Peronista hierve de furia por traba de cargos y puestos de trabajo, al parecer ya acordados.

Entre otros lugares, el ritondismo cuestiona la falta de designación de su línea en la Dirección General de Políticas de Prevención del Delito, que hasta hace poco, ocupó Vicente Ventura Barreiro. Otro caso es el del Instituto del Juego, donde el ahora legislador porteño Daniel Del Sol se desempeñó hasta diciembre como  director ejecutivo de Juegos y Mercadotecnia y no hay un representante suyo en su lugar hasta el momento.

Esos puestos son una parte de distintos lugares y ubicaciones que Propuesta Peronista ocupaba y que fueron frenadas en el último tiempo. “Hay lugares que no han sido cubiertos”, le contó una fuente a este medio. Y, la falta de articulación así como el envío de recursos para las comunas que presiden como la 9, la 10 y la 11 agravan el malestar.

ritondo propuesta peronistaLos dardos son dirigidos contra el flamante Jefe de Gabinete, Felipe Miguel. En el espacio marcan la distinción entre la función que ocupó en ese cargo Horacio Rodríguez Larreta –a la que elogian– con respecto  a la que comenzó a desarrollar Miguel en ese aspecto.

Pero el descontento expresado por este sector al parecer alcanza a varios legisladores más, molestos por la limitación en la cantidad de contratos y las promesas por la ubicación en distintos lugares, tal como publicó Expediente Político en relación al presidente del Partido Demócrata, Eduardo Santamarina.

“Hay una nueva orden de ajustar; de practicar la austeridad”, comentó un conocedor de distintas oficinas porteñas como parte de una realidad de contexto frente a la situación que atravieza el PRO de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde Propuesta Peronista describieron al conflicto como “netamente político” y dejó abierto el escenario a futuro. “Hay técnicos que administrativos que no ven el problema. La consecuencia de las negativas que tenemos pueden generar un camino propio”, advierten.

Compartir
?