Revista Qué

22 Feb 2017 | Parlamento porteño

Primeras Audiencias Públicas en CABA

Como informó Qué días atrás, este miércoles, en la Legislatura porteña se llevarán a cabo dos audiencia públicas. Los temas a tratar fueron Paseo del Bajo, Catalinas Norte 2 y reurbanización de la Villa Rodrigo Bueno. En el Palacio Legislativo de la Ciudad se llevó a cabo la audiencia pública que sometió a debate ciudadano […]

Como informó Qué días atrás, este miércoles, en la Legislatura porteña se llevarán a cabo dos audiencia públicas. Los temas a tratar fueron Paseo del Bajo, Catalinas Norte 2 y reurbanización de la Villa Rodrigo Bueno.

En el Palacio Legislativo de la Ciudad se llevó a cabo la audiencia pública que sometió a debate ciudadano la Ley que dispone la reurbanización e integración socio-urbana del Barrio “Rodrigo Bueno”.

En la audiencia participó la Dirección General de Gestión y Participación Ciudadana, e intervino la comisión de Planeamiento Urbano de la Casa. A su vez, asistieron a la misma los diputados del Pro Lía Rueda, Maximiliano Sahonero, Agustín Forchieri, Carolina Estebarena, Fernando Yuan, Paula Villalba, Cristina García, Eduardo Santamarina, José Luis Acevedo y Esteban Penayo; de la CC ARI Maximiliano Ferraro y de PSA Adrián Camps.

De esta manera, el Procurador General Adjunto de Asuntos Institucionales y Empleo Público de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Astarloa, recordó que “este proyecto está en el marco de una causa judicial, en la que los vecinos del Barrio Rodrigo Bueno presentaron un recurso de amparo, mediante el cual le solicitaron al Gobierno porteño que se haga cargo de la urbanización de la villa”.

“En cumplimiento de los principios que nos hemos impuesto al principio de esta gestión, u como producto del dialogo maduro que se pudo instalar entre el ejecutivo local y el Nacional, es que hoy podemos integrar a la Ciudad”, explicó Astarloa.

En este contexto el procurador anunció que “el 3 de mayo habrá una nueva audiencia para explicar todo lo que hemos avanzado en esta materia” y aseguró que “la integración de este asentamiento podría ser el primer proyecto que este gobierno empiece y termine de manera integral”.

Por otra parte, el Defensor General de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Guillermo Corti, aseveró que “esta ley plasma un reclamo histórico de los vecinos que pelean hace muchos años por la urbanización de su barrio” y destacó que “esto va a ser un proceso muy largo, que durará muchos años, pero que valdrá la pena”.

A su vez, destacó 4 principios fundamentales en la ley. El primero de ellos fue que “es el reconocimiento a que los vecinos merecen acceder a la urbanización con todo lo que esto implica”; luego remarcó que 2la modalidad de la urbanización será la de ‘integración socio-urbana´”, lo que significa que los ciudadanos del lugar podrán acceder a los mismos servicios que el resto de los porteños”.

“El principio de la igualdad, hace referencia a que todos los vecinos tienen igualdad de condiciones en este proceso, ya sea, por la construcción de una nueva vivienda o por la intervención de la actual”, especificó y agregó que “y por último, lo positivo de todo esto, fueron las Mesas Participativas de Trabajo, en donde los vecinos pudieron plasmar sus inquietudes”.

Además, se llevó a cabo la audiencia pública en la que se puso a consideración ciudadana los proyectos “Paseo del Bajo” y “Catalinas Norte 2”, mediante los cuales se buscó generar los mecanismos para financiar las obras e un corredor vial de 6 kilómetros de extensión que conectará el Puerto de Buenos Aires y la Autopista Buenos Aires –La Plata con la Autopista Illia.

En la audiencia participó la Dirección General de Gestión y Participación Ciudadana, e intervino la comisión de Planeamiento Urbano de la Casa. A su vez, asistieron a la misma los diputados del Pro Agustín Forchieri, Lía Rueda, Emilio Raposo Varela, Cristina García, Eduardo Santamarina, Paula Villalba y Maximiliano Sahonero.

De esta manera, en la audiencia se sometió a consideración el Convenio entre el Poder Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Administración de Bienes del Estado y el Ministerio de Transporte de la Nación; el cual afecta un predio de más de 12 hectáreas delimitado por la avenida Antártida Argentina, calle San Martín, Av. Madero y la calle Cecilia Grierson; además de habilita la venta de tierras para el desarrollo del emprendimiento inmobiliario “Catalinas Norte 2”, lo cual permitirá financiar las obras de un corredor vial que conectará el Puerto de Buenos Aires y la Autopista Buenos Aires –La Plata con la Autopista Illia.

En este sentido el subsecretario de Obras del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo Palacio, explicó que “la aprobación de la ley del proyecto ´Catalinas Norte 2´ tiene una estrecha relación con ´El Paseo del Bajo, ya que es una de las fuentes de financiamiento de esta obra” y agregó que “es, además, una de las obras emblemáticas de la Ciudad y viene a cubrir la demanda de los vecinos del lugar”.

A su vez, Palacio remarcó que “trae aparejados grandes beneficios en 3 sentidos: ambientales, sociales y económicos” y agregó que “el Paseo del Bajo mejorará la situación del tránsito del lugar ya que contará con 4 carriles subterráneos para vehículos pesados, mientras que los vehículos livianos contarán con 8 carriles disponibles”.

Entre los beneficios ambientales que promoverá las obras se encuentran: la reducción en la polución; mantener una velocidad constante; generar más espacios verdes; ralentización del agua de lluvia; mitigación efecto isla de calor; entre otras. A su vez, entre los beneficios sociales se destacan: la integración centro – Puerto Madero; mayor accesibilidad; reducción de intersecciones; cruces peatonales más seguros; menor contaminación visual y sonora; entre otras. Finalmente, entre los beneficios económicos sobresalen: mayor impulso al desarrollo de la zona Retiro; eficiencia en la operación de colectivos y portuaria; entre otros.

“Las obras comenzarón en enero de este año y finalizarán en abril del 2019”, indicó Palacio y remarcó que “la inversión será de U$D 700 millones, y tendrá como fuentes de financiamiento a Catalinas Norte 2, CAF, Manzana 1q y AUSA”.

Por otra parte, el secretario de Planificación del Ministerio de Transporte de la Nación, Germán Bussi, sostuvo que “en el Paseo del Bajo vamos a mantener el uso ferroviario de carga actual, hasta que podamos reducir la cantidad de trenes de carga que circulan por allí”, no obstante subrayó que “para llegar a este objetivo hace falta más tiempo e inversión, para que se puedan producir las condiciones optimas”.

Además, explicó que este proyecto incentivó la creación de la Re de Expresos Regionales (RER), lo cual va a permitir conexiones subterráneas en Constitución, La Paternal, Colegiales, Nuñez; y entre los trenes San Martín – Sarmiento, y Belgrano Sur y Norte.

A su turno, la ex diputada y legisladora María José Lubertino denunció que “es una obra carísima habiendo opciones más económicas de hasta 1 millón de pesos”, y subrayó que “el proyecto oficial contradice el Plan Urbano Ambiental y el Plan de Prevención de Cambio Climático en la Ciudad”.

Lubertino también cuestionó el proyecto por “dar ocho carriles exclusivos a autos y cuatro a ómnibus y camiones” en lugar de utilizar formas de transporte fluvial o ferroviario para comunicar el norte y el sur.

Asimismo, indicó que la realización de la obra proyectada por el ejecutivo porteño implicará “la venta de tierras públicas nacionales del ferrocarril y la pérdida de espacios verdes para hacer negocios inmobiliarios con la excusa de la financiación del proyecto”.

En ese sentido, argumentó que esto implica varias irregularidades “porque viola la Constitución de la Ciudad y porque pretenden hacerlo sin pasar por el Congreso de la Nación”

 

Compartir
?