Revista Qué

2 Mar 2017 | Educación

El PRO rechazó pedido de informes por vacantes

La legisladora del Frente para la Victoria (FpV) y Vicepresidenta de la comisión Educación en el Parlamento Lorena Pokoik presentó, en la primera sesión del año, un pedido de informe para saber cuál es la cantidad real de niños y niñas sin vacante, pero el bloque oficialista rechazó su tratamiento. En este sentido, la legisladora […]

La legisladora del Frente para la Victoria (FpV) y Vicepresidenta de la comisión Educación en el Parlamento Lorena Pokoik presentó, en la primera sesión del año, un pedido de informe para saber cuál es la cantidad real de niños y niñas sin vacante, pero el bloque oficialista rechazó su tratamiento.

En este sentido, la legisladora Pokoik expresó: “Le pedimos al oficialismo que nos conteste los resultados de la inscripción online del ciclo lectivo 2017 pero nos rechazaron la solicitud. Miles de padres y madres siguen reclamando la vacante para sus hijos y el Ejecutivo les da la espalda”

En 2016, según la respuesta al pedido de informes que se realizó para dicho ciclo lectivo, la falta de vacantes en los niveles de inicial, primaria y secundaria fue de más de 11.400 chicos. A esto debemos sumarle los 10.000 niños que asisten a los Centros de Primera Infancia (CPI), dependientes del Ministerio de Desarrollo y Hábitat y no del Ministerio de Educación, cuyo déficit de vacantes el Gobierno no cuenta.

“En total fueron 21.400 pibes los que no accedieron a un lugar en las aulas. El Gobierno sigue incumpliendo con los artículos 23 y 24 de la constitución de la Ciudad, que debe garantizar el acceso a la educación desde lo 45 días a la terminalidad del secundario”, afirmó Pokoik.

El contexto de recesión y de pérdida de poder adquisitivo agrava aún más la situación en Educación, porque son muchas las familias que ya no pueden mandar a sus hijos a escuelas privadas y deben buscarles un lugar en la estatal, lo que significa una transferencia de la escuela privada a la pública.

El año pasado el Gobierno porteño subejecutó el 25% del presupuesto de infraestructura escolar, esto equivale a 180 millones de pesos. “Si tomamos que hoy construir una escuela cuesta aproximadamente 30 millones de pesos, se hubiesen construido 6 escuelas más. Si se consideran aproximadamente 300 vacantes por escuela, estaríamos hablando de 3600 nuevas vacantes por edificio escolar”, explicó la Legisladora.

En el mismo sentido, Noelia Ortíz de “La Vacante es un Derecho” dialogó con la prensa y señaló:”Somos un grupo de familias autoconvocadas que nos organizamos que vamos cada 15 días al ministerio de Educación para reclamar porque todos nuestros niños y niñas están en lista de espera y no tienen vacantes para comenzar el ciclo lectivo 2017″.

“La única persona que nos ha recibido es Facundo Doran que forma parte de Carrera Docente de la Subsecretaría. No hay otro funcionario que haya aceptado recibirnos, la Ministra Soledad Acuña no accedió a recibirnos, hemos presentado un pedido formal de audiencia para que conozcan nuestra situación. Y esto evidencia la poca importancia que ellos le dan a la situación”.

“Nuestros chicos no tiene vacantes, Lo que queremos sabes es en qué establecimiento van a empezar nuestros chicos las clases, que comenzarían la semana que viene y eso aun no lo sabemos”, agregó.

“Hemos recibido el apoyo de los legisladores del Frente para la Victoria y de la diputada Laura Marrone que está sumamente involucrada con la educación. Expresamos esto porque sólo somos familias que estamos pidiendo vacantes, nada más ni nada menos, sentimos que nos están castigando por haber elegido la educación pública para nuestros hijos”.

“Hay una interpretación maliciosa del artículo 24 de la Constitución de la Ciudad. Ese artículo indica que el Estado está obligado a garantizar el acceso a la educación en todos sus niveles y modalidades (la modalidad inicial empieza desde los 45 días), es decir que cualquier familia que a partir de los 45 días decide enviar a su niño o niña a un establecimiento público, el Estado debe garantizar el cumplimiento efectivo de ese derecho, ellos se niegan haciendo una interpretación maliciosa de ese artículo y a partir de los 4 años la familia estamos obligadas a que nuestros niños ingresen al sistema educativo. Pero si nosotros le solicitamos al Estado que se haga efectivo ese derecho, deben cumplirlo a partir de los 45 días”.

“Desde el Gobierno están dispuestos a desoír el reclamo de 12 mil familias el años pasado y sabemos que muchos miles más este año. Ellos  ni siquiera se van a sentar a dialogar o escuchar ese reclamo interpretando maliciosamente el artículo 24 de la constitución e la ciudad de Buenos Aires”, finalizó.

Compartir
?