Revista Qué

24 Mar 2017 | sesión ordinaria

El recinto aprobó urbanizar el Playón de Chacarita

Con el voto positivo de todos los legisladores presentes se aprobó este jueves la puesta en marcha de las urbanización del Playón de Chacarita, conocido también como Fraga. De esta forma, los legisladores refrendaron la votación en primera lectura, que se realizó a fines del año pasado. En el Playón de Chacarita viven unos 2764 […]

Con el voto positivo de todos los legisladores presentes se aprobó este jueves la puesta en marcha de las urbanización del Playón de Chacarita, conocido también como Fraga. De esta forma, los legisladores refrendaron la votación en primera lectura, que se realizó a fines del año pasado.

En el Playón de Chacarita viven unos 2764 habitantes en 513 viviendas. El barrio está emplazado en terrenos lindantes con la estación Federico Lacroze del ferrocarril Urquiza y se encuentra delimitado por las calles Fraga, Teodoro García, Céspedes, Guevara y la avenida Elcano.

La ley tiene por objeto reurbanizar el barrio y promover su integración social, cultural, ambiental y urbana a los fines de que sus habitantes puedan vivir en una vivienda digna y en un hábitat adecuado. Por esta razón, el diseño de las nuevas viviendas será acorde a la arquitectura del barrio de Chacarita.

A través de la conformación de la Mesa de Gestión Participativa, en la cual participa el Instituto de la Vivienda (IVC), la Defensoría del Pueblo, la Defensoría General de la ciudad de Buenos Aires y los vecinos, se consensuará el desarrollo de las etapas de diagnóstico, elaboración, ejecución, control, monitoreo y evaluación del proyecto integral de reurbanización del barrio. De esta manera, se definirán los criterios adecuados para la construcción de vivienda nueva, para el mejoramiento de las viviendas existentes y para la apertura de calles, entre otras cuestiones.

En todos los barrios que se están urbanizando, los vecinos comprarán sus viviendas con créditos blandos y personalizados.

De la misma manera que con el proyecto para urbanizar la villa Rodrigo Bueno, la diputada Lía Rueda (PRO) explicó los cambios que sufrió la norma que tuvo media sanción el año pasado. “Esta iniciativa es mucho mejor a la que entró”, señaló.

“Es un objetivo común que el playón se convierta en un barrio más de la ciudad y que sus habitantes tengan las mismas oportunidades. Hemos escuchado a los vecinos en cada reunión y en cada asamblea del barrio” y sostuvo que las obras previstas harán “que nunca más se sientan vecinos de segunda”.

El diputado Marcelo Ramal (PO-FIT) reconoció que muchas de las observaciones que realizó su espacio en un despacho de minoría cuando la iniciativa llegó por primera vez al recinto. “Lo nuestro no fue un capricho, estábamos convencidos que eran cambios necesarios”. Además detalló que “se ha modificado el orden de prioridad en la adjudicación de la vivienda, teniendo como prioritarias a las familias con un integrante con discapacidad y víctimas de violencia de género”.

El diputado Hernán Rossi (Suma+) destacó que “este proyecto representa para muchas familias años de espera, serán reconocidos por esta Ciudad que es muy linda pero también expulsiva”.

“Nuestro esfuerzo se está centrando en barrios pequeños y algunas villas emblemáticas, los vecinos se organizan y golpean nuestras puertas en busca del progreso. Estamos haciendo historia y por eso me permito felicitarnos”.

Por su parte el socialista Hernán Arce advirtió: “No estamos acá por gracia del Ejecutivo, sino que es por el trabajo de los vecinos del Playón, que más allá de sus diferencias en sus puntos de vista luchan hace años por tener una vivienda digna. Asimismo expresó su deseo de que “este y el resto de los procesos de reurbanización se conviertan en un trabajo sostenido en el tiempo, para que le puedan dar una solución definitiva a este problema”.

El diputado Maximiliano Ferraro (CC ARI) dijo: “Hemos planteado que un proceso de urbanización no sólo implica mejorar las condiciones de infraestructura en las que viven los vecinos, en este caso puntual los del Playón Chacharita, urbanizar implica abrir las calles, brindar servicios, pero no es posible poder resolver el epicentro de de la cuestión si esa urbanización no va acompañada por un proceso de integración sociourbana, donde participan distintos actores y poderes del estado en una alianza clara con la comunidad a la cual le queremos brindar esos derecho”.

El legislador porteño resaltó los artículos relacionados con la evaluación del impacto ambiental celebrando que la autoridad de aplicación será el Instituto de la vivienda de la Ciudad que va a remitir el informe a la Legislatura que hará “un seguimiento efectivo, ya no de una ley, sino del cumplimiento de la misma para garantizarle a esos vecinos de una vivienda y hábitat dignos”.

“También tomamos el compromiso del IVC para poder seguir trabajando, y buscar una salida y respuesta para el galpón, la huerta orgánica y para el funcionamiento del tren Gran Capitán, que pueda hacerlo en la traza ferroviaria del Urquiza”, agregó Ferraro.

De esta manera dijo Ferraro: “Celebramos que hay un consenso en la aprobación de esta ley y que hay un compromiso en la integración que se pretende, pero tenemos que poder ayudar a los vecinos y a los distintos actores que participan de este proceso de urbanización que a diferencia de otros procesos de participación, con el Playón Chacharita Fraga fue difícil la búsqueda de consensos. Desde la CC ARI van a contar para buscar todos los puntos en común para cumplir con el propósito general, para que sea un modelo de urbanización e integración”.

Por último la legisladora del FpV Paula Penacca afirmó: “Los planteos para mejorar la ley han sido muy debatidos, tanto por nosotros como por los vecinos. Es muy importante haber podido modificar tanto y tan profundo este proyecto, en su momento creímos que esta propuesta quedaba en desventaja con otras reurbanizaciones, pero logramos grandes mejoras desde su primera lectura”.

“No todos pueden estar conformes con lo que se plantea, pero la verdad es que el trabajo ha sido muy bueno y nos da motivos para seguir celebrando”, completó.

Por su parte el titular del IVC, Juan Maquieyra, se mostró conforme con el desarrollo de todo el proceso de participación: “Estamos muy contentos porque este es el resultado de un trabajo conjunto entre los vecinos y el Estado. Cada detalle de estos proyectos fue consensuado con los habitantes de los barrios, que hicieron aportes sumamente valiosos. Ahora tenemos que seguir trabajando de manera intensa para concretar este plan de integración de los barrios a la ciudad de Buenos Aires”.

Compartir
?