Revista Qué

18 Nov 2014 | Composición legislativa

Roscas y acuerdos a la orden del día

La actividad legislativa está marcada por la labor de cada bloque. Los acuerdos y desacuerdos, cómo funciona el aparato legislativo y las internas en las bancadas.

En una Legislatura donde el macrismo es mayoría pero no posee los números necesarios para la aprobación de leyes claves, la oposición hace su juego. Las alianzas estratégicas y las internas dentro de cada bloque.

El Pro posee una amplia mayoría en la Legislatura porteña con 28 integrantes, ante los 17 que conforman el FpV y aliados.

Ocupando la mayoría de los cargos en comisiones y en los lugares de importancia en el palacio legislativo, necesita de aliados para votar las leyes pedidas por el jefe de gobierno Mauricio Macri, o presentadas por los mismos legisladores. Es que para votar iniciativas sobre tablas, esto es, sin el paso previo por comisiones, el Pro necesita los dos tercios del recinto, esto equivale a un número de 40 integrantes. Asimismo, para votar leyes que revisten importancia como endeudamientos, necesita más de la mitad de los votos de los presentes.

DSC_0019

Esta situación obliga al macrismo a negociar constantemente. Para eso cuenta con aliados más asiduos como lo es el bloque de Confianza Pública integrado por la ex ministra de Salud Graciela Ocaña, y Cristina García.

Por otro lado, trata de entablar negociaciones alternativas con el interbloque Unen y con el kirchnerista.

En el caso del tratamiento del Presupuesto 2015 que se dará en el recinto las próximas semanas, el oficialismo tendría cerrado un acuerdo con Unen, que se abstendría en la votación, bajando así el número necesario para su aprobación.

Asimismo, en los temas en los que el Pro considera que le generarán rispideces hacia dentro de la banca, directamente son desestimados y no logran llegar al recinto.

El kirchnerismo posee un buen número, conformando con su interbloque la segunda minoría en la Legislatura. Pero no está exento de internas. Las divisiones entre los líderes de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque y Juan Cabandié repercuten en la pasividad del FpV.

El Unen se encuentra atado a las dife-rencias que poseen sus líderes naturales en la Ciudad, Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas. Con desmembramientos incluidos, el bloque que se mantiene intacto es el de los radicales denominado Suma+, que responden al ex ministro de Economía de la Nación y devenido en candidato a jefe de gobierno porteño, Martín Lousteau.

Uno de los inconvenientes que viene presentando la oposición al macrismo es la falta de unificación de criterios.
Además, el Parlamento se encuentra en un año donde casi la mitad de las normas que la Legislatura porteña sancionó fueron distinciones a “personalidades destacadas” y cambios de denominación de calles, plazas o jardines de infantes.

En medio de las diferencias opositoras y sin grandes temas para tratar es donde el Pro logra quebrar la unidad opositora y “llevar agua para su molino”.

LA NOTA COMPLETA EN EL N° 6 DE REVISTA QUÉ.

Compartir
?