Revista Qué

15 Dic 2016 | Legislatura porteña

Aprobaron varios proyectos en la última sesión

En la última sesión ordinaria, la legislatura porteña aprobó numerosos proyectos presentados por los bloques que la componen. Entre las leyes aprobadas se encuentran campañas de prevención para el ciberacoso, la ley para que se terminen las picadas en la ciudad; la concesión del uso del predio del Mercado de Flores a una cooperativa; Ley para llevar […]

En la última sesión ordinaria, la legislatura porteña aprobó numerosos proyectos presentados por los bloques que la componen. Entre las leyes aprobadas se encuentran campañas de prevención para el ciberacoso, la ley para que se terminen las picadas en la ciudad; la concesión del uso del predio del Mercado de Flores a una cooperativa; Ley para llevar adelante el Registro Único de Obras Paralizadas de la Ciudad, entre otros proyectos.

legislatura 2016

Los legisladores porteños aprobaron por unanimidad, la normativa presentada por el diputado de Confianza Publica Marcelo Depierro, la ley que busca desarrollar campañas de prevención del ciberacoso o grooming en las escuelas, por lo que se capacitará a docentes para tal fin y se impulsarán actividades de difusión.

Uno de los puntos de la flamante ley sostiene que el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “debe arbitrar los medios para elaborar políticas de prevención, garantizando el diseño y difusión de las campañas destinadas a la comunidad educativa orientadas a la prevención del acoso cibernético”.

También dispone que “se contará con profesionales especializados en la problemática” para asesorar a las instituciones educativas, por lo que habrá capacitación gratuita para docentes y directivos y se debe impulsar la realización de jornadas, talleres, conferencias, mesas redondas, charlas y otras actividades que se consideren pertinentes.

En su última sesión del año, la Legislatura porteña también  aprobó un proyecto de ley del diputado Roy Cortina (PS) que tiene como objetivo terminar definitivamente con la organización y realización de carreras ilegales en las calles de la Ciudad de Buenos Aires.

La iniciativa contempla la colocación de reductores de velocidad y semáforos en las esquinas más complicadas, la recuperación del entorno urbano y la colocación de cartelería disuasoria, además del desarrollo de campañas de concientización y jornadas de reflexión sobre los riesgos de esta práctica, con la comunidad.

“Con esta ley queremos complementar el enfoque punitivo con el que hasta ahora el Estado enfrentó sin éxito las carreras clandestinas, reforzándolo con políticas centradas en una visibilización pública que permita dimensionar los males que traen aparejados este tipo de competencias y la implementación de acciones de prevención”, indicó Roy Cortina.

Y concluyó: “Escuchar los dramáticos testimonios de representantes de organizaciones como la Asociación Madres del Dolor, nos puso frente al desafío de canalizar institucionalmente la labor incansable que llevan adelante para combatir conductas irresponsables como estas carreras ilegales que, cada año, arruinan numerosas vidas”.

Otros de los proyectos aprobados, fue una iniciativa del legislador del bloque Corriente Nacional de la Militancia, Gabriel Fuks, que otorga por un año la concesión del uso del predio del Mercado de Flores a la cooperativa Libertadores de América que mantiene el funcionamiento de dicho establecimiento.

En su discurso dado en el recinto, Fuks agradeció la voluntad de diálogo por parte del oficialismo, pero advirtió “Lamentamos no poder otorgarles a los trabajadores un mayor plazo en el uso del mercado, que le permita a la cooperativa un mejor horizonte”.

“Esperamos que el compromiso hoy planteado por parte del Ejecutivo porteño, genere más herramientas para los trabajadores de la economía social que son los más afectados en este contexto de ajuste. Seguiremos velando por sus intereses” concluyó.

Del mismo modo, el parlamento legislativo aprobó la Ley para llevar adelante el Registro Único de Obras Paralizadas de la Ciudad, con el objetivo de que estas puedan destinarse a la construcción de viviendas o espacio público, por iniciativa de la jefa del Bloque Peronista, María Rosa Muiños.

“Es de vital importancia determinar y administrar aquellas propiedades y terrenos considerados vacantes, ociosos o de construcciones paralizadas para que puedan ser destinados a garantizar el acceso a la vivienda y al espacio público de los que habitan y transitan la Ciudad”, sostuvo Muiños.

Y agregó “Resulta fundamental la existencia de un Registro en forma abierta y permanente porque permite a la Ciudad contar con un mapa actualizado de obras paralizadas y su estado en toda la jurisdicción y, en función de ello, evaluar los criterios a seguir”.

La iniciativa adapta el artículo N° 4 de la Ley original con el fin de que el Poder Ejecutivo remita informes técnicos a la Legislatura dos veces por año – uno con cierre al 30 de junio y otro al 31 de diciembre -, y no cada noventa días, “para establecer así plazos más razonables y factibles”, según indicó Muiños.

También se sancionó la primera lectura del proyecto Paseo del Bajo que permitirá la venta de tierras en la zona de Puerto Madero para financiar la construcción de un corredor vial, integrado por carriles de 6 kilómetros de extensión, que conectarán el Puerto de Buenos Aires y la Autopista Buenos Aires-La Plata con la Autopista Illia.

Otra norma que también recibió aprobación inicial permite la enajenación de una fracción de terrenos pertenecientes a la Corporación Antiguo Puerto Madero S.A (CAPMSA) en el Dique 4. Lo producido por las futuras operaciones posibilitará costear el 50% de las obras.

Compartir
?