Revista Qué

12 Dic 2014 | Última sesión ordinaria

Se aprobó el Presupuesto 2015

El macrismo consiguió aprobar la nueva partida por 85 mil millones de pesos. El presupuesto incluye aumento del 30% del ABL y endeudamiento por U$S 890 millones.

En la última sesión ordinaria del año y gracias a la ayuda de los bloques Confianza Pública, Suma+ y PSA, el PRO consiguió aprobar el Presupuesto 2015 con 35 votos positivos. En tanto que el Frente para la Victoria, MST, FIT, Bien Común y Seamos Libres, votaron en contra y llegaron a los 20 sufragios negativos. En tanto que hubo cuatro abstenciones de la Coalición Cívica, el Partido Socialista y Proyecto Sur.

DSC_0182La nueva partida para 2015 contempla un 21,7 por ciento más que el año 2014 y alcanza los $ 85.098.457.511. Allí, los economistas del PRO, proyectaron una inflación del 28 por ciento y un tipo de cambio de 12,5 pesos.

Además incluyeron un aumento a la tasa de ABL de hasta un 30 por ciento y un nuevo endeudamiento para hacer frente a los vencimientos de créditos tomados anteriormente. Es decir, que el Gobierno emitirá bonos por 890 millones de dólares para pagar deuda.

“Mauricio Macri parece revivir viejas recetas: alto endeudamiento en dólares, bicicleta financiera, ajuste de la inversión social y baja inversión en infraestructura a largo plazo”, expresó la presidenta del bloque del FpV, Gabriela Alegre.

En tanto, que el diputado del FPP Aníbal Ibarra adujo que “se gasta más de lo que ingresa y además se triplicó la deuda, con lo cual este gobierno a pesar del crecimiento de los recursos que ha tenido, presenta una vez más un presupuesto deficitario”. Y agregó que “toda esta deuda no es para obras o grandes inversiones, el PRO está haciendo una gran bicicleta financiera con los recursos de todos los porteños”.

En el mismo sentido, Marcelo Ramal (FIT) fundamentó su voto negativo diciendo que “plantean refinanciar deuda con más deuda en un presupuesto que termina siendo un dibujo porque no cuentan con el dinero para afrontar el vencimiento de abril”.

Del presupuesto se destinará un 20% a Educación, $ 17.502 millones; el 18% a Salud, $15.469 millones; mientras que Desarrollo Social ascenderá a $ 3.954 millones, es decir, un 4,64%.

También prevén invertir “$ 13.600 millones en obras de infraestructura destinadas a la extensión y renovación de la flota del subterráneo para las líneas H, B y D, así como $ 300 millones en la construcción de nuevas terminales del Metrobús y $ 32 millones en nuevas bicisendas”.

 

Compartir
?