Revista Qué

15 Dic 2016 | Barrio de Lujo

No salió “Solares Santa María”

El oficialismo no contó con la cantidad de votos necesarios para aprobar el gran negocio que quiere llevar adelante el Grupo IRSA, con la construcción del barrio de lujo “Solares de Santa María”. El emprendimiento iba a ser ubicado en la ex Ciudad Deportiva de Boca, sin embargo, el oficialismo no contó con los  31 votos necesarios […]

El oficialismo no contó con la cantidad de votos necesarios para aprobar el gran negocio que quiere llevar adelante el Grupo IRSA, con la construcción del barrio de lujo “Solares de Santa María”.

Solares de Santa María S.A.

El emprendimiento iba a ser ubicado en la ex Ciudad Deportiva de Boca, sin embargo, el oficialismo no contó con los  31 votos necesarios para dar luz verde a la iniciativa.

Cabe señalar que según la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires en su  artículo 82 inciso 5 expresa que cualquier cesión de derechos sobre bienes de dominio público debe aprobarse con procedimiento de doble lectura y cuarenta votos.

“Como legislador no voy a aceptar ni a ser cómplice de una ley redactada para favorecer a una empresa, que encima paga 70 millones de dólares para que sea aprobada. Y si eso se logra con menos votos de los que exige la Constitución, estaríamos frente a un verdadero desastre parlamentario”, manifestó Camps A Qué.

“Ya, directamente, la Ciudad de Buenos Aires pasaría a tener un poder más: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial e IRSA”, sentenció el legislador socialista.

De aprobarse el proyecto, la Legislatura le otorgaría a IRSA la zonificación que la empresa desea para un desarrollo urbanístico donde se invertirán alrededor de U$S 2.000 millones sin apropiarse de plusvalía del suelo y sólo recibiendo U$S 70 millones a cambio, de los cuales U$S 20 son para obras que mejoran la valuación del desarrollo urbanístico.

En ese marco, la diputada Andrea Conde expresó: “El proyecto presenta varios problemas en ese punto porque limita indirectamente el acceso público al río. Las diferentes estructuras planteadas y la existencia de una única vía de acceso al margen del río desincentivan y dificultan el aprovechamiento de la costa. Además, las construcciones planteadas en las zonas linderas a la calle España constituyen una barrera urbana, lo que muestra que está pensado desde una lógica de barrio cerrado. Eso no favorece la integración urbana sino que tiende a aislar el complejo del resto de la Ciudad”.

Compartir
?