Revista Qué

24 Abr 2017 | Política de seguridad porteña

La oposición ya habla de “fracaso”

La oposición porteña apuntó contra el manejo de la seguridad de la Ciudad luego del pedido de detención del titular de la Policía porteña, José Potocar. En voz baja algunos hablan de un “pase de facturas” de la Metropolitana hacia los jefes de la policía porteña, mientras que la posibilidad de citar a Martín Ocampo […]

La oposición porteña apuntó contra el manejo de la seguridad de la Ciudad luego del pedido de detención del titular de la Policía porteña, José Potocar. En voz baja algunos hablan de un “pase de facturas” de la Metropolitana hacia los jefes de la policía porteña, mientras que la posibilidad de citar a Martín Ocampo a la Legislatura gana consenso entre los parlamentarios.

El legislador del bloque de la Corriente Nacional de la Militancia, Gabriel Fuks, se refirió a la suspensión del Jefe de la Policía de la Ciudad, el comisario Potocar, vinculado a presuntos hechos de corrupción en la comisaría 35ª. El diputado fue contundente al remarcar que “la política de seguridad y el traspaso de la policía están fracasando”, al tiempo que cuestionó que el gobierno no hubiera cumplido su palabra de nombrar a un civil al frente de la fuerza.

Además, insistió sobre el uso de protocolos anti disturbios y señaló “Los recientes hechos de violencia y las ingentes compras de armamento -menos letal y letal-, pueden desembocar en una militarización de la fuerza, puesta al servicio de la represión la protesta social” aseguró Fuks.

La legisladora de Nuevo Encuentro, Andrea Conde cuestionó que “en vez de fundar una nueva fuerza, el ejecutivo porteño” delegara “la conducción en el sector más poderoso de la federal en la Ciudad. Hoy estalla un escándalo que, lejos de sorprender, sólo muestra una vez más que el Gobierno no ha atacado la corrupción ni la caja de la policía”, subrayó.

“No se puede tapar con publicidad y marketing que hoy la policía está acéfala y que a la Legislatura se la ha apartado en detrimento de su capacidad de control al no poner en funcionamiento esos mecanismos”, agregó la legisladora kirchnerista.

Por su parte el legislador porteño de Bien Común, Gustavo Vera, remarcó  que “la gangrena continúa en la Policía de la Ciudad y se puede ver con la separación de su jefe, José Potocar y el posterior pedido de detención presentado por el fiscal José María Campagnoli y con Guillermo Calviño denunciado en una causa abierta por avalar a efectivos corruptos”.

Desde el massismo también cuestionaron al Gobierno.”Lo dijimos en su momento, la nueva Policía arrancaba mal si la designación de su primer jefe incumplía con el procedimiento estipulado en el Art. 77 de la Ley de Seguridad”, comentó Javier Gentilini. El diputado puntualizó que “el Ejecutivo porteño se empecinó en imponer la Cláusula Transitoria 4ta., a la que varios bloques nos opusimos, con el objeto de eludir el período de 10 días de publicación oficial de los antecedentes del candidato para que la ciudadanía pudiera hacer sus observaciones”.

Compartir
?