Revista Qué

19 Nov 2012 | FONDOS BUITRES

La Fed alega por los bonistas

La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) pidió al juez neoyorquino Thomas Griesa no trabar los pagos de la Argentina a bonistas que ingresaron a los canjes de deuda en 2005 y 2010, en medio de una fuerte disputa del Gobierno con los denominados “fondos buitre”.

La Fed sostuvo que cualquier litigio entre los fondos demandantes y la Argentina no debe afectar a los terceros interesados, que son los acreedores que ingresaron al canje y deben seguir cobrando en tiempo y forma.

El pedido llegó en un tenso momento en la disputa de la Argentina y los fondos especulativos que le dieron la espalda a las restructuraciones de deuda de 2005 y 2010, como el NML Elliott, que consiguió el embargo de la Fragata Libertad en Ghana.

“La aplicación expansiva de los mandatos reclamados por el demandante (…) es demasiado amplia y podría tener consecuencias operativas que impiden el buen y eficaz funcionamiento del sistema de pagos”, alertó la Fed de Nueva York a Griesa.

La Fed, en un escrito de siete páginas, dijo que -para evitar “daños” tanto a la Argentina como a los acreedores que canjearon sus títulos en default- “exhorta respetuosamente a la Corte que interprete las acciones de cesación de pagos de forma acotada”.

En cambio, un informe de la calificadora de riesgo Moody´s sembró este lunes más dudas en torno de los próximos pagos de deuda de parte de la Argentina, sobre todo después de que un fallo de una corte de apelaciones de Estados Unidos ordenara al país abonarle también a quienes no ingresaron en los canjes de deuda.

Para Moody´s Investors Service, esa decisión de la Justicia, en el distrito de Manhattan, podría incluso causar pérdidas a los bonistas que sí entraron en las reestructuraciones y que esperan cobrar el mes que viene un vencimiento de parte del gobierno argentino.

Este domingo, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, ratificó que la Argentina cumplirá con el pago a los acreedores que ingresaron al canje de deuda y volvió a fustigar a las calificadoras de riesgo, a quienes acusó de “atacar” al país porque no sigue recetas neoliberales.

El gobierno de Cristina Kirchner está en condiciones financieras de cumplir con los pagos al 93 por ciento de los acreedores que ingresaron al canje de deuda en 2005 y 2010, afirmó el ministro de Economía.

“No hay ni va a haber ninguna posibilidad de que Argentina no cumpla con sus obligaciones. El Estado nacional tiene, sobradamente, la capacidad para hacer frente a los pagos. Tenemos los fondos disponibles para hacerlo pero fundamentalmente, tenemos la voluntad política”, dijo.

Los fondos buitre que litigan ante la Justicia de Estados Unidos demandan alrededor de 1.300 millones de dólares en deuda impaga, entre ellos, Aurelius y NML Elliott Capital, que mantiene retenida desde comienzos del mes pasado en el puerto de Tema, en Ghana.

Está previsto que la Argentina desembolse el mes que viene unos U$S 3.300 millones para pagarles a quienes sí aceptar los canjes de deuda impulsados por el gobierno kirchnerista.

JA/EFR/JC/FRA

Compartir
?