Revista Qué

29 Oct 2012 | POR EL HURACÁN SANDY

Wall Street no opera

El Huracán Sandy obligó a la bolsa bursátil de Estados Unidos a cerrar sus puertas por el día de hoy.

Los mercados de América Latina estarán atentos esta semana a lo que suceda en Estados Unidos con el huracán Sandy, que obligó a cerrar el lunes las operaciones de Wall Street y otros mercados, ante el temor de que la tormenta siembre destrucción y pérdidas millonarias en las ciudades de la costa este.

Es la primera vez que un evento climático obliga a cerrar las operaciones del mercado en Nueva York desde el paso del huracán Gloria en septiembre de 1985.

Frente a la parálisis de Wall Street los inversionistas mirarán con mayor atención los mercados en Europa. Las monedas de América Latina podrían debilitarse esta semana levemente ante el dólar nuevamente afectadas por la incertidumbre de los mercados sobre la situación de Grecia y España, y sus efectos sobre el euro.

La mayoría de las monedas emergentes estarán condicionadas al desempeño del euro, que registró el viernes su cuarto día consecutivo de caída ante el dólar y reflejó un retroceso de un 0.7% en la semana.

“La tendencia general es que el dólar se debilite frente al resto de las monedas, pero cada tanto tenemos un sacudón general donde las monedas saltan y las bolsas caen. Eso te desacomoda en el corto plazo”, dijo el economista Alfonso Capurro, de CPA-Ferrere, en Montevideo.

El peso argentino mantendría su ligera tendencia bajista, con aval del Banco Central y frente a la demanda privada de dólares pese a rígidos controles cambiarios, dijeron operadores.

Agregaron que existen coberturas en moneda extranjera por un proyecto del Gobierno para modificar la estructura de mercado local de capitales.

“Se estima que en el corto y mediano plazo no se produzcan cambios de importancia en el segmento mayorista, calculando que para fin de mes la divisa se encontrará operando en torno a los 4.76 pesos por dólar”, sostiene reporte de la firma financiera Puente.

“De todas formas, las apariciones del Banco Central en las últimas ruedas evidencian su voluntad de elevarlo lentamente (caída del peso) por medio de compras puntuales (de dólares)”, agrega el documento.

Fuente: El Economista.
Compartir
?