Revista Qué

3 Oct 2014 | En la Ciudad

Mantener un auto de cinco puertas cuesta $5.000 al mes

El dato surge de un relevamiento realizado entre nafta, patente y garages para un 0KM. El año pasado, la misma cuenta daba $ 3.266. Los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires se van acostumbrando, de a poco, a que todo cueste más caro, y el sector automotor es uno de los casos emblemáticos, y […]

El dato surge de un relevamiento realizado entre nafta, patente y garages para un 0KM. El año pasado, la misma cuenta daba $ 3.266.

Los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires se van acostumbrando, de a poco, a que todo cueste más caro, y el sector automotor es uno de los casos emblemáticos, y que mantener un auto nuevo, de cinco puertas, cuesta alrededor de $5.000 al mes.

Entre enero y septiembre, los argentinos compraron 194.000 autos nuevos menos que un año antes. Suele culparse de eso a como se encarecieron los coches y los préstamos, y a la crisis económica. Pero otro fuerte disuasivo para las familias fue pensar que el coche, además de buenos momentos, trae una pesada lista de gastos que, para colmo, vienen creciendo mucho más que la inflación. Tanto que el dinero necesario para mantener y usar un 0 km ya supera al de moverse en taxis a todos lados o al de pagar un alquiler en Belgrano o Recoleta.

Chevrolet-Celta-2014-1

Según un relevamiento realizado por el diario Clarín mostró que, para un vecino de Capital, tener un coche nuevo de cinco puertas de gama baja o media ya demanda al menos $ 4.878 mensuales. O bien, unos $ 160 diarios. Es ese un presupuesto que cubre, sin lujos, los gastos básicos de un vehículo naftero de $ 100.000 a $ 160.000, al que se le da un uso promedio y que “duerme” cada noche en un garaje.

En el mismo, se contemplan dos tanques y medio de nafta súper de YPF (casi $ 1.500), una cochera fija ($ 1.200) y el seguro contra terceros ($ 800). Además, el gasto en patente, el primer mantenimiento programado y dos servicios básicos de un lavadero. Se prevén también $ 600 más para otros pagos habituales, como los de arreglos imprevistos, peajes y estacionamientos (los garajes del Centro cobran más de $ 30 la hora y $ 130 la estadía).

En septiembre del año pasado, la misma cuenta daba $ 3.266. Con lo cual, el gasto total creció casi un 50% en el último año. Y eso sumó atractivo a la idea de renunciar al coche para derivar ese dinero a otro destino. Por ejemplo, dejar la casa de los padres y alquilar un departamento, lo que se encareció 27% en 12 meses, según un informe de la Ciudad. O bien moverse a puro taxi, cuyas tarifas crecieron 43% en el mismo período.

Actualmente, los $ 4.878 mensuales que demanda mantener un coche nuevo pagan 60 viajes mensuales en taxi entre Acoyte y Rivadavia y el Obelisco (dos por día), y dejan $ 600 extras para el resto de los traslados, ya sea tomando más taxis o utilizando el transporte público -50 pases de subte, dos por día hábil, salen actualmente $ 284,50-.

En los gastos influye mucho la nafta: hoy, un litro de súper sale al menos $ 11,91: 62,5% más que los $ 7,33 de hace un año, y 99,2% más que los $ 5,979 de octubre de 2012. Para la premium de YPF, el salto en dos años llegó al 106,6%. Frente a eso, la ficha de taxi sólo saltó 74% en el mismo período.

Asimismo, las subas en garajes superan el 35% anual y las cocheras ya salen un promedio de $ 1.200 en barrios como Colegiales, Palermo, Villa Urquiza, Caballito, Congreso o Flores, con valores que suelen oscilar entre $ 1.000 y $ 1.400.

En cuanto a los seguros, para los coches relevados (que no fueron afectados por el impuesto a los vehículos de “alta gama”), las subas también fueron importantes. Compañías de primera línea ya piden entre $ 600 y $ 1.100 al mes por una póliza de terceros con cobertura antigranizo, y hasta $ 1.800 mensuales por protecciones contra todo riesgo con franquicia.

Respecto de la patente, fue uno de los que más incremento tuvo –y tendrá, según el presupuesto 2015 enviado por Mauricio Macri a la Legislatua-.

Compartir
?