Revista Qué

9 Nov 2012 | "FUE UN VOTO EN DEFENSA PROPIA"

Una mirada K en Estados Unidos

María José Lubertino estuvo en las elecciones en Estados Unidos, y aseguró que el voto a Obama fue por “terror” a Romney.

“Creo que fue un voto en defensa propia, porque fundamentalmente nadie puede estar muy contento con Obama. Los que votaron a Obama lo hicieron por el miedo que genera Romney, que no solamente generaba la derecha, sino una derecha fundamentalista, religiosa, donde habían reaparecido conceptos de ajuste como hace tiempo no se habían visto”, dijo la legisladora a Revista Qué.

“Fundamentalmente fue una instancia política en defensa propia. Significó que la Corte hubiera liberalizado los aportes de campaña, generando mayor desigualdad. Todos los sectores de los intereses económicos concentrados apoyaron a Romney. Se movilizó una base social, porque el voto no es obligatorio”, afirmó.

La legisladora indicó que del fraude no se salva nadie, ni siquiera el voto electrónico. “No se sabía hasta último momento quién iba a ganar. Nos enteramos de todas las trampas que hacían los punteros en los barrios, que nada tienen que envidiarle a los punteros de Argentina en la política. Se hacían trampas con la votación electrónica inclusive”, explicó.

“Nos dio mucha alegría la cantidad de jóvenes movilizados. Nunca había habido registro de tantos jóvenes movilizados. Los que habían trabajado en la base, eran más que nada jóvenes, como nunca se vio en la política norteamericana en décadas”, aseguró.

“Fue muy interesante ver la concentración de jóvenes que no participan tanto en político, y estaban subidos a las rejas en la Casa Rosada, subidos a los árboles, y la gente los miraba sorprendidos porque, claro, no es Argentina. Cada uno de nosotros pensaba era que nos daba esperanza y que esos jóvenes le pueden exigir a Obama lo que no hizo, la paz, la reforma financiera, garantizar el Estado de Bienestar”, prosiguió.

Finalmente, dijo que no encuentra un “factor común” con la movilización en Sudamércia, “pero creo que hay un efecto contagioso de los indignados en Europa, de los jóvenes organizados en todo el mundo. No puede ser que se pierdan lo que pasa en Europa, en Chile, en todos lados”, concluyó.

Compartir
?