Revista Qué

14 Nov 2015 | Esfera judicial

Angelici quiere ocupar todos los casilleros

El 24 de noviembre es el Plenario del Consejo de la Magistratura en el que se definen las nuevas autoridades. El empresario del juego realizó un acuerdo con Olmos y Larreta para colocar al frente del organismo a Enzo Pagani. Crece su injerencia en puestos clave.

Mientras libra su propio partido para quedarse otros cuatro años al frente de Boca Juniors, Daniel el “Tano” Angelici, operador judicial si los hay, avanza a paso lento en la ubicación de personas de su confianza en puestos clave de la administración porteña, y ahora va en busca de controlar el poderoso Consejo de la Magistratura.

Con la venia del jefe de gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, Angelici llegó a un acuerdo con el saliente presidente del organismo, el kirchnrerista Juan Manuel Olmos, para colocar al frente del organismo al ex diputado Enzo Pagani, un hombre de su confianza para el próximo mandato.

ANGELICI

Luego de largas negociaciones entre el PRO y el Frente para la Victoria, los representantes de la Legislatura ante el Consejo juraron la semana pasada: Pagani, el hasta hace poco auditor general de la Ciudad, Alejandro Fernández, y la funcionaria judicial Vanesa Ferrazuolo, que responde a Olmos.

La nominación de Pagani al frente del ente judicial se resolvió semanas atrás en un encuentro en el que estuvieron los principales actores. “Está todo dado para que sea así. El acuerdo hablado hace varios meses es que la presidencia es del PRO”, le afirmó a RevistaQue.com uno de los allegados a las negociaciones.

En efecto, el macrismo ya había expresado a principios de año su intención de quedarse con la conducción del organismo judicial, luego de cuatro años de “estilo peronista”. Quien encarnaba ese deseo con mayor fuerza era el propio Angelici, que se movió de manera sigilosa en pos de avanzar en su esfera de influencia.

Angelici conoce muy bien a Pagani de La Boca. El ex diputado porteño es el presidente de Boca Social, la red del club xeneize que planifica y lleva adelante programas y acciones sociales arti-culadas con entidades de bien público, una misión con la que supo levantar el perfil.

En busca de garantarizarse para sí la Presidencia, Angelici ya activó contactos con el Colegio de Abogados de la Capital, en manos de la agrupación Gente de Derecho que responde al mediático Jorge Rizzo, quien está alineado al PRO.

Por su parte, los jueces no han puesto demasiada resistencia y en el partido amarillo creen tener todo cerrado sin mayores problemas en el horizonte. “La decisión política ya está tomada hace tiempo, ahora viene toda la formalidad”, se explayaron a este medio.

El 24 de noviembre, dos días después de qué se defina el próximo presidente de los argentinos, el Consejo de la Magistratura decidirá sus nuevas autoridades, en un Plenario en el que votarán los seis consejeros que ya vienen ocupando funciones, más los tres que se incorporan ahora.

En esa ocasión, además, se definirá la composición de las comisiones, donde las más codiciadas son las de Selección de Jueces y Juezas e Integrantes del Ministerio Público, y la de Disciplina y Acusación.

Se trata de las comisiones “más calientes”, porque en una se promueve a los nuevos magistrados, comisión que hoy conduce un par, y en la otra se examina el desempeño de todos los integrantes del Ministerio Público, a partir de las denuncias presentadas por distintas acusaciones que pueden derivar incluso, en el apartamiento del cargo, juicio de por medio.CUADRO

Pero hay detalles aún por ultimar. A mediados del año próximo, se deben re-novar las bancas que ocupan los jueces, dado que culminan su mandato Alejandra Petrella, Marcela Basterra y Ricardo F. Baldomar y en esa instancia también habrá nueva discusión de autoridades y sobre la conformación interna.

Por ahora, se manejan dos escenarios. O bien que Pagani busque alzarse con la presidencia en el plenario del 24 y luego ratifique en 2016 o, en todo caso, que dentro de dos semanas la conducción de la Magistratura quede a cargo de alguno de los otros consejeros de manera temporal, hasta que se vote al presidente definitivo luego de la elección del año que viene.

Más poder

Contar con la presidencia del Consejo de la Magistratura es para Angelici sólo un eslabón muy importante de todo el tejido de las negociaciones que encaró con su llegada al partido de Macri. Al mismo tiempo que posicionó al titular de Boca Social, ubicó a la diputada María Raquel Herrero para la renovación de la Auditoría.

Así también busca hacer pie en el ente de control de los actos de gobierno, que ha tenido un perfil muy político en los últimos años, con una mayoría opositora, que en esta oportunidad, el PRO se propone revertir al buscar quedarse con cuatro de los siete lugares en disputa.

Por otro lado, el empresario del juego cuenta con el legislador porteño y diputado nacional electo por la Provincia Daniel Lipovetzky, su hombre para desembarcar en el Consejo de la Magistratura de la Nación. En la actualidad, es su nexo con los abogados, como vicepresidente segundo del Colegio Público de Capital Federal.

En la Legislatura porteña también mantiene representante. A partir de diciembre, Claudio Niño, vocal titular del Colegio de Abogados, asumirá su banca como diputado del PRO. Es un armado significativo de cara a una nueva etapa.

Esto, sin contar que el jefe de los fiscales de la Ciudad, el ex diputado Martín Ocampo, también le responde y que incluso conversa con Larreta para intervenir en la designación de quién esté al frente del ministerio de Justicia porteño.

“Angelici sabe cómo moverse y tiene lazos en diferentes sectores. Lo que ha hecho no es otra cosa que incrementar su esfera de in-fluencia, siempre con el visto bueno de Mauricio Macri”, le contó a Qué un dirigente del PRO.

Lobby para tener injerencia en la Justicia

Angelici no deja nada librado al azar y ya habla con Larreta por el ministerio de Justicia. Si bien es algo que todavía está abierto por el escenario nacional, el titular de Boca piensa en el actual subsecretario de Justicia porteño, Javier Bujan, como eventual titular de la cartera, aunque hay otros que señalan que puede volver a su lugar como juez para ir por un lugar en la Magistratura el año próximo. Es Juez del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas, y sumaría poder en ese sentido para el angelicismo.

Por otro lado, el consejero saliente Sebastián de Stéfano (también de Angelici) aspira también a quedarse con la silla de Ministro, pero hoy no es considerado en las charlas.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 57 DE QUÉ.

Compartir
?