Revista Qué

6 Mar 2016 | Informe

Hay el doble de casos de violencia infantil

La Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) realizó un informe donde investiga las intervenciones de las fuerzas de seguridad sobre los cuerpos y psiquis de los menores. El documento se titula “Violencia policial sobre niños, niñas y adolescentes en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires” y revela que en 2015, de las fuerzas de […]

La Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) realizó un informe donde investiga las intervenciones de las fuerzas de seguridad sobre los cuerpos y psiquis de los menores. El documento se titula “Violencia policial sobre niños, niñas y adolescentes en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires” y revela que en 2015, de las fuerzas de seguridad denunciadas por adolescentes, la Metropolitana es la única que incrementó los casos de violencia en que participó respecto al año anterior, según publicó el sitio Nueva Ciudad.

En este sentido, la Metropolitana aumentó los casos de violencia, la Federal siguió siendo la más persuasiva de todas (fue denunciada en 195 ocasiones, el 75%) y la Gendarmería redujo su participación en términos relativos y absolutos. El informe también sostiene que los barrios del sur son los que más cargan con los efectos de la violencia policial.

56dc31a855387_800x550

El Sistema de Registro y Seguimiento de Intervenciones de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) incorporó en ese período 238 causas relativas a hechos de violencia policial sobre niños, niñas y adolescentes en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Las causas incluyen a 259 víctimas que tuvieron “voluntad de efectuar denuncia penal al momento de su ingreso al CAD”.

Entre las modalidades de violencia denunciadas la que aparece con mayor frecuencia es la producción de dolor y sufrimiento mediante el uso de esposas. El documento sostiene que las esposas, en lugar de una herramienta de seguridad, “se transforma en herramienta de castigo. Incluso, se observa la facultad de utilización de esposas en niños/as, lo cual se considera un agravamiento nocivo.”

De las fuerzas de seguridad activas en la CABA, consigna Página 12, la más denunciada es la Policía Federal. Reúne el 75% de los casos (195 denuncias) y se mantiene a la cabeza en la actividad de maltratar a los adolescentes detenidos en comparación con el año anterior, en una proporción constante. En cambio, la Metropolitana es la única que duplicó su participación como fuerza de seguridad violenta contra niñas y niños, pasando a ocupar el 14 % del total con 36 denuncias, de las cuales en 29 tuvo actuación exclusiva, sin participación de otras fuerzas.

Por otro lado, el documento confirma algo ya sabido, “los barrios de la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires es donde el ejercicio del poder de la policía porteña se despliega con mayor intensidad, según la información obtenida de las denuncias radicadas por los jóvenes.” De hecho, si a las comisarías federales más denunciadas se suma la actividad de la Metropolitana y el Cinturón Sur, que llevan adelante Gendarmería y Prefectura –y que por sí sólo reúne el 14% de las denuncias–, se llega a la conclusión de que los barrios más vigilados son los más castigados.

Finalmente, y para explicar en parte cómo se sostiene el sistema de la inseguridad desde las fuerzas de seguridad, el informe concluye con un dato, obtenido con la colaboración de la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional de Niños, Niñas y Adolescentes de la Defensoría General de la Nación: sólo 2 de cada 10 causas continúan en trámite al año de haber sido abiertas.

Compartir
?