Revista Qué

2 Nov 2017 | ESCENARIO

¿Hacia dónde va Evolución?

El espacio liderado por Martín Lousteau deberá recalcular su estrategia política, tanto en la Legislatura porteña como en el Congreso nacional. Desde el interior de la fuerza muestran cautela sobre el porvenir. ¿Se caen los planes del economista para pelear la Jefatura de Gobierno 2019? Cautela y hermetismo son las dos características que hoy describen […]

El espacio liderado por Martín Lousteau deberá recalcular su estrategia política, tanto en la Legislatura porteña como en el Congreso nacional. Desde el interior de la fuerza muestran cautela sobre el porvenir. ¿Se caen los planes del economista para pelear la Jefatura de Gobierno 2019?

Cautela y hermetismo son las dos características que hoy describen hoy al frente Evolución. Diez días después de las Legislativas, y con un decepcionante tercer puesto, el espacio liderado por Martín Lousteau se apresta a reformular su estrategia política desde los dos frentes legislativos que ahora detentan: diputados nacionales y la Legislatura porteña.

Son dos los legisladores nacionales que ostentará la fuerza dentro del Congreso: el propio Lousteau y la radical Carla Carrizo, quien logró retener su banca por otro período. En tanto, en el Parlamento capitalino, de cuatro bancas logradas, sólo hay una cara nueva, la de Débora Pérez Volpin, ya que Juan Fran-cisco Nosiglia, María Inés Gorbea y Hernán Arce renovaron sus escaños por cua-tro años más.

Según consignaron a Qué fuentes cercanas al exembajador en los Estados Unidos, el ánimo tras los comicios “fue bue-no”, pese a los resultados de las elecciones. “El golpe fue en las PASO”, se sinceraron desde Evolución, y añadieron que “era una elección muy difícil”. Además, reconocieron que “el miedo era por Carla (Carrizo), que con menos del 12 por ciento no en-traba”. Fue unánime la tranquilidad dentro del espacio luego de haber preservado los lugares que ponían en juego.

Con respecto a la performance en ambas elecciones, otro dirigente de Evolución con juego dentro de la Legislatura aseguró: “Nosotros esperábamos construir una mayor capacidad de representación. Esperábamos más”. Además, agregó que, luego de las PASO, les pareció que “no lograban interpretar lo que la sociedad estaba pensando en ese momento, lo que demandaba”. Y reconoció como “muy importante el acompañamiento de 250.000 ciudadanos”, resaltando el hecho de “haber construido una base muy sólida de un sector importante de la ciudadanía”, cerró el dirigente.

Pese al férreo hermetismo, otra fuente de Evolución, en diálogo con Qué, aseguró que, “ideológicamente, el espacio está dentro del radio de Cambiemos. Con sus matices, sus pequeñas diferencias, pero ideológicamente estamos todos ahí cerca”.

El mismo confidente planteó que, pensando en la Cámara de Diputados de la Nación, “está todo muy verde, todo es muy reciente”. Pero aclaró que, en la Cámara Baja, “como dijo Martín, van a armar un bloque aparte”, y se esmeró en aclarar lo siguiente: “Que Martín (Lousteau) y Carla (Carrizo) vayan en un bloque aparte no significa que no haya condiciones para el diálogo”.

Con respecto al posicionamiento que tendrá Evolución en la Legislatura porteña, otro referente del espacio adelantó que “la idea es seguir construyendo en el marco del interbloque Evolución. Ese es el plan”. El mencionado interbloque lo integran el bloque Suma+, el Socialismo y el bloque Mejor Ciudad, de Marcelo Depierro, sumados los diputados electos.

La estrategia general de posicionamiento del nuevo bloque “no va a ser muy diferente de lo que viene siendo. Primero, por encima de todo, hay un compromiso programático con la sociedad. Representamos a un cuarto de millón de porteños, con los cuales hicimos ese compromiso”, aseveraron desde el espacio. Además, dijeron que tratarán de evidenciar esa responsabilidad en los proyectos que presenten.

Uno de los hombres fuertes de Lousteau en Perú 160, sede del palacio legislativo, aseguró que, como estrategia, continuarán con una amplia vocación de diálogo, como lo han “demostrado hasta el momento”. Agregó también que seguirán ampliando la capacidad para poder discutir con el oficialismo y con las otras fuerzas de la Legislatura. “Trataremos de compatibilizar y de encontrar acuerdos que, en nuestra opinión, no entren en colisión con el programa que le presentamos a la sociedad”, afirmó el dirigente de origen radical.

A partir de la nueva composición de la Legislatura, el oficialismo tendrá quórum propio para la votación de le-yes de tratamiento simple, ya que dispondrán de un total de 33 diputados. En tanto, para aprobar las normas especiales, para las cuales se requieren dos tercios de la cámara, Vamos Juntos necesitará 40 diputados o más. En esa situación, las miradas estarán puestas sobre el interbloque Evolución, que contará con los ocho legisladores necesarios para poder conseguir la mayoría especial. Al respecto, desde las filas de Lousteau, ya adelantaron que la táctica, en esos casos, será la de “discutir tema por tema. Así va a ser la agenda”.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #160 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?