Revista Qué

11 Sep 2017 | educación

Acuña sube la apuesta contra los gremios

Después de que estudiantes y comunidades educativas mantuvieran asambleas y reuniones en varias escuelas secundarias contra la reforma educativa que impulsa el Gobierno porteño, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña,  apuntó contra “adultos”, “partidos políticos” y “sindicatos” por los hechos. “Desde el año pasado venimos teniendo conversaciones con los rectores de los […]

Después de que estudiantes y comunidades educativas mantuvieran asambleas y reuniones en varias escuelas secundarias contra la reforma educativa que impulsa el Gobierno porteño, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña,  apuntó contra “adultos”, “partidos políticos” y “sindicatos” por los hechos.

“Desde el año pasado venimos teniendo conversaciones con los rectores de los colegios secundarios. Personalmente tuve reuniones con los centros de estudiantes para conversar sobre su agenda, para ver en qué estado está el colegio secundario”, dijo en declaraciones a radio Mitre.

“Necesitamos una escuela ágil, una escuela moderna, una escuela que los prepare sobre competencias para adaptar y aprender a lo largo de toda la vida”, afirmó y aseguró: “El exabrupto de estos últimos días nos sorprende, nos descoloca. Nos enoja profundamente que haya adultos, que haya sindicatos, que haya partidos políticos que hagan de la educación un elemento de disputa en lugar de un elemento de unión y de crecimiento“.

Al ser consultada por Longobardi sobre este ‘elemento de disputa’ que plantea, Acuña aseveró que “hay intereses de poder, intereses políticos en juego”. “Hasta la semana pasada CTERA estaba en elección, entonces no tuvo ninguna duda en meter fichas en todos los colegios para radicalizar la discusión, para generar situaciones de violencia, para no llamar al diálogo. Partidos políticos que estuvieron toda la semana metidos en las escuelas, el Frente Para la Victoria, el FIT”, analizó.

“Lo triste de todo esto es que la educación sea un elemento para hacer política partidaria y no para construir“, indicó la funcionaria, quien remarcó estar convencida que hay “una mayoría de docentes y de estudiantes y de padres y madres que quieren esta reforma. Solamente son quince las escuelas públicas de la Ciudad que están tomadas, hay otras 140 que siguen funcionando“.

Las tomas comenzaron el 29 de agosto en la escuela de Bellas Artes “Manuel Belgrano” del barrio porteño de Barracas, y alcanzaron al normal 1 “Roque Saenz Peña” de Recoleta; el liceo 9 “Santiago Derqui” de Belgrano; la media 3 “Antonio Devoto” de Devoto; el colegio 8 “Julio Argentino Roca” de Belgrano; la escuela de Bellas Artes “Rogelio Yrurtia” de Villa Luro, y la técnica 33 “Plumerillo” de Nueva Pompeya. Además, el comercial 7 “Manuel Belgrano” de Belgrano; la media 1 “Julio Cortázar”; el Carlos Pellegrini; el Lenguas Vivas “Juan Ramón Fernandez”; la escuela de música “Juan Pedro Esnaola”; el normal 2 “Mariano Acosta”; la media 1 “Rodolfo Walsh”; el Nacional Buenos Aires; la media 3 “Osvaldo Pugliese” de Villa Crespo y la técnica “Fernando Fader”.

Compartir
?