Revista Qué

4 Ene 2017 | Malestar en la corporación vitivinícola

Acusan al GCBA de perjudicar el turismo nacional

La Corporación Vitivinícola Argentina lanzó una dura campaña con fuerte presencia en la vía pública, contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al que acusa de “perjudicar al turismo nacional”. Desde la institución que reúne a todas las entidades de la actividad vitivinícola presentaron un recurso para que se declare inconstitucional esta norma, […]

La Corporación Vitivinícola Argentina lanzó una dura campaña con fuerte presencia en la vía pública, contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al que acusa de “perjudicar al turismo nacional”.

0019207737

Desde la institución que reúne a todas las entidades de la actividad vitivinícola presentaron un recurso para que se declare inconstitucional esta norma, por considerarla transgresora de normativa federal de la Constitución nacional y de la Ciudad de Buenos Aires.

Sostienen que a pesar de que “la Ley 26.870 declara que el vino es un alimento y nuestra bebida nacional”, ahora el gobierno porteño “prohíbe que el vino de todos los argentinos se promocione en la vía pública”.

“El vino es la Bebida Nacional y Argentina es el único productor vitivinícola en el mundo que ha logrado tal reconocimiento, que eleva al vino a su rol de producto cultural, alimento, elemento de la identidad y vehículo de la proyección internacional del país”.

“No obstante, esta ley sancionada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas en la vía pública y equipara al vino –fruto de la nuestra civilización– con el resto de los productos industrializados de esta categoría”, expresó Hilda Wilhelm, presidenta de la Corporación Vitivinícola Argentina, y agregó que la norma en cuestión desconoce los atributos de una actividad que genera valor agregado y empleo, proyecta a la Argentina al mundo, es alimento y es un elemento de la identidad y cultura argentina.

“El vino, bebida nacional, promueve a la Argentina en el mundo.Para la Ciudad de Buenos Aires, No”, expresa la campaña de la Corporación.

La nueva reglamentación, surge a partir de la iniciativa del Legislador Roy Cortina (Presidente del Bloque Partido Socialista). Para quienes incumplan con la Ley habrá multas que van desde las 15.000 Unidades Fijas (UF), A LAS 100.000. Cada UF tiene un valor aproximado de 10 pesos, por lo que las sanciones van desde los 150 mil pesos a un millón de pesos.

Por su parte, el vice jefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, se manifestó al respecto y aseguró que ya se está trabajando con el secretario general del Gobierno para diferenciar los tipos de bebidas. “No es lo mismo las bebidas blancas que ingieren los jóvenes a la hora de una previa que el vino, que tiene una condición diferente y que es la bebida nacional“, reconoció el funcionario.

 

 

Compartir
?