Revista Qué

18 Oct 2016 | Informe del Gobierno porteño

Admiten un 20% de hogares vulnerables

Durante el segundo trimestre, el 19,5% de los hogares porteños tuvieron una alta probabilidad de caer en el estrato inmediatamente inferior, de acuerdo a un relevamiento elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos del ministerio de Hacienda porteño. Cerca del 20% de los hogares porteños se encuentran en situación de “vulnerabilidad”, ante una […]

Durante el segundo trimestre, el 19,5% de los hogares porteños tuvieron una alta probabilidad de caer en el estrato inmediatamente inferior, de acuerdo a un relevamiento elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos del ministerio de Hacienda porteño.

metrobus

Cerca del 20% de los hogares porteños se encuentran en situación de “vulnerabilidad”, ante una eventual disminución del poder adquisitivo de los ingresos familiares, por ejemplo mediante “la suba de precios por encima de sus ingresos, o la pérdida de empleo o ingreso de alguno de sus miembros”, explicó la dirección. Entre la “clase media” y los sectores pobres se ubican dos estratos sociales caracterizados por su condición de vulnerabilidad, los “no pobres vulnerables” y el “sector medio frágil”, segmentos que representan el 9,9% y 9,5% de los hogares, respectivamente.

Los “no pobres vulnerables” son aquellos hogares cuyo ingreso total se ubica entre la Canasta Básica Total (CBT) y la Canasta Total (CT), mientras que se denomina “sector medio frágil” al conjunto de hogares cuyo ingreso total se ubica entre la CT y la CT multiplicada por 1,25 (Sistema de Canasta de Consumo).

El porcentaje de personas que representan la categoría “no pobres vulnerables” es del 10,8%, mientras que el que representa “sector medio frágil” es del 8,7%. Esto significa que los hogares “no pobres vulnerables” y los “pobres” propiamente dichos incrementaron su participación algo más de 2 puntos porcentuales respectivamente.

No obstante, la tendencia del empeoramiento de las condiciones de vida de los residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no se circunscribe solo a dichas categorías, sino que atañe también al estrato “sector acomodado”. No se observa un aumento de los hogares en situación más acuciante; la indigencia se mantiene estable en la medición de ambos trimestres.

Según el informe “el empeoramiento de la situación de varios sectores coincide con el trimestre más complicado en cuanto a los efectos sobre la macro”, escenario donde “la inflación del segundo trimestre de 2016 medida por el Índice de Precios al Consumidor Buenos Aires (Ipcba) fue del 15,5%, casi 4 puntos más que la inflación observada en el primer trimestre de 2016”.

Compartir
?