Revista Qué

3 Feb 2015 | fernando de andreis

Ahijado de tigre

Es el actual presidente del Ente de Turismo de la Ciudad, un hombre fuerte de Macri, referente de la Juventud PRO y la persona encargada de que Larreta sea el próximo alcalde.

Fernando de Andreis tuvo una meteórica carrera dentro del PRO, partido en el que se desempeña desde su creación, en 2002. El hombre de 38 años pasó de ser asesor a ocupar un cargo en el Poder Ejecutivo, y luego a dirigir la campaña de Rodríguez Larreta, en poco más de una década. En el medio del camino fue legislador porteño y comandó al bloque del macrismo en el recinto.

de andreisLa política es una de las pasiones de este licen-ciado en Administración, junto con el fútbol y las motos. Tuvo su pico de exposición mediática a partir de su romance con la modelo Sofía Zámolo, e incursionó en la política de River Plate, el club de sus amores.

Su primer cargo en el PRO fue ser jefe de asesores del actual secretario de Gobierno porteño, Marcos Peña. De Andreis ocupó ese puesto hasta 2007, cuando reemplazó a Peña en la Legislatura. Dos años después renovó hasta 2013.

Al no poder renovar nuevamente su banca, la ley lo impide, abandonó la Legislatura; sin embargo Macri tenía un lugar pensado para él. Las cifras de turismo en la Ciudad estaban en rojo, lo que no se veía bien para el proyecto nacional de Macri. Por este motivo, el titular del Ejecutivo capitalino decidió triplicar el presupuesto del Ente de Turismo y nombrar a De Andreis como su presidente.

En poco más de un año en el cargo, las cifras cambiaron, según estadísticas del Observatorio de Turismo de la Ciudad, de negativas a positivas. “En 2014 la Ciudad recibió un 4,3% más de turistas extranjeros respecto de 2013, mientras que el gasto en dólares aumentó un 6,3% en el mismo período”, afirmó, orgulloso, De Andreis. Los puntos del crecimiento, según el presidente del Ente, son cuatro: turismo de reuniones, gastronómico, LGBT y joven.

La confianza que depositó Macri en él no terminó allí. Ante la necesidad de lograr que el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, sea su sucesor, Macri lo designó como jefe de campaña.

Labor legislativa

Si bien la mayoría de los legisladores consultados por Qué elogiaron su labor en el recinto, algunos opinaron que lo único destacable fue la modificación de la ordenanza municipal 17.348, sancionada en 1961, que prohibió las carreras callejeras en la Ciudad luego de que en una competencia internacional murieron 16 personas y 25 quedaron heridas.

En sus ocho años en el recinto, la mayo-ría de sus proyectos de ley estuvieron en-focados al “desarrollo sustentable” de la Ciudad, es decir, todas iniciativas ecologistas, como la ley de Terrazas Verdes y la de Ahorro y Eficiencia Energética.

Vida personal 
La relación entre el jefe de Gobierno porteño y De Andreis es anterior a la creación del PRO. El padre del ex legislador murió antes de que que éste naciera, y su madre volvió a casarse, con el ex corredor de autos Juan Manuel Bordeu. Se crió con Juan Cruz Bordeu, hijo de Graciela Borges; y también es hermanastro, por el primer matrimonio de Juan Manuel, de Ivone Bordeu, la primera esposa de Macri. Ellos mantuvieron una relación muy estrecha: De Andreis es su ahijado.

En 2011 tuvo un romance con la modelo Sofía Zamolo, que lo hizo aparecer en una decena de revistas del corazón. Sin embargo, el período de soltero codiciado de la política le duró poco. En marzo del año pasado contrajo matrimonio con María Sol Ascopane.

Otra de sus grandes pasiones es el club River Plate. El golpe del descenso en 2011 a la B Nacional lo decidió a entrar en la política del club. En un principio coqueteó con la presidencia, pero acompañó a la lista del actual presidente, Rodolfo D’Onofrio. “La gestión de (Daniel) Passarella fue la razón principal de mi intromisión en la política del club”, sintetizó.

Las políticas verdes que impulsó también parecieron cambiar su forma de vida: dejó de su usar su moto, a la que sustituyó, como muchos funcionarios porteños, por la bicicleta.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN N°17 DE QUÉ.

 

Compartir
?