Revista Qué

17 Nov 2017 | concesión sospechosa

Algo huele mal bajo tierra

Una denuncia de la legisladora Andrea Conde puso en tela de juicio el otorgamiento de la concesión de un centro gastronómico y playa de estacionamiento subterráneos en la plaza Houssay. El negocio millonario vincula a la empresa adjudicataria con un funcionario de Rodríguez Larreta. El Gobierno de la Ciudad continúa con la lógica de otorgar […]

Una denuncia de la legisladora Andrea Conde puso en tela de juicio el otorgamiento de la concesión de un centro gastronómico y playa de estacionamiento subterráneos en la plaza Houssay. El negocio millonario vincula a la empresa adjudicataria con un funcionario de Rodríguez Larreta.

El Gobierno de la Ciudad continúa con la lógica de otorgar sospechadas concesiones a empresas vinculadas al Ejecutivo de Horacio Rodríguez Larreta. En esta oportunidad, la legisladora Andrea Conde (FpV-Nuevo Encuentro) denunció el caso de la licitación para crear un espacio gastronómico y playa de estacionamiento en el subsuelo de la plaza Houssay, el cual, a priori, tendría graves irregularidades.

A principios de julio de este año, Lamp Investments S.A. ganó la licitación para el diseño, construcción, mantenimiento, administración y explota-ción del Centro Cultural, Gastronómico y Playa de Estacionamiento “Plaza Dr. Bernardo A. Houssay”. No sería noticia si, entre otras cosas, la empresa en cuestión no hubiese sido constituida en agosto de 2016, poco menos de dos meses antes de la publicación en el Boletín Oficial del llamado a licitación pública por la obra.

Las coincidencias no se agotan allí. La firma adjudicataria no sólo declaró un capital inicial de $ 100.000, un patrimonio ínfimo para una obra que prevé una inversión de $ 76.789.664, sino que el domicilio legal de la firma coincide (sospechosamente) con el de dos empresas pertenecientes a Alvaro García Resta, subsecretario de Proyectos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, dirigido por Franco Moccia. La coincidencia se hace doblemente sospechosa al considerarse que García Resta fue quien tuvo a cargo la presentación del proyecto que luego sería licitado.

En diálogo con Qué, la diputada Conde planteó que, “debido a las flagrantes irregularidades de la empresa, el proceso licitatorio llevado adelante por el Ministerio de Modernización, a cargo de Andy Freire, debería haber sido inhabilitado”. Otro de los puntos en los cuales se basa la legisladora es que “la licitación es, como mínimo, sospechosa, ya que la empresa presenta un financia-miento condicionado a la adjudicación de la obra, al igual que la in-corporación de los socios que aportarían gran par-te de ese capital”.

Conde advirtió que el financiamiento condicionado por parte de terceros está terminantemente prohibido en los requisitos del pliego único de bases y condiciones. Es decir, la empresa manifestó que conseguirá el dinero para realizar la obra sólo si ganaba la licitación, cuestión prohibida en un proceso administrativo de estas características.
En noviembre de 2015, con Mauricio Macri todavía como jefe de Gobierno, ingresó a la Legislatura el expediente 2366-J-2015, que autorizaba al Ejecutivo a llamar a licitación pública para la mencionada obra, que se encuentra en los dos pisos bajo rasante de la plaza Houssay. La pro-puesta incluyó además un plan de mejoras sobre el entorno del paseo. El plazo de concesión previsto era de 20 años, con la po-sibilidad de una prórroga de 10 años más.

Luego de tratarse en las comisiones de Obras y Servicios Públicos, y Presupuesto, el proyecto fue aprobado el 3 de diciembre de 2015. En marzo de 2016, se realizó la audiencia pública que autorizó el llamado a licitación, la cual estuvo a cargo de Alvaro García Resta.

El 20 de octubre del año pasado, se llamó a licitación pública por la obra. Cuatro fueron las empresas que se presentaron a concurso: Ciucor S.A. (que actualmente tiene la concesión del estacionamiento que hoy opera bajo la plaza Houssay), Riva S.A., el Estudio SMUD-IR-BULLA y Lamp Investments S.A. Esta última fue la firma que finalmente, y pese a las supuestas irregularidades, se quedó con la concesión de la obra.

Lamp Investments S.A pertenece a los abogados Martín Kocourek y Mariano Martí. Según consta en el acta de constitución de la empresa, publicada en el Boletín Oficial el 17 de agosto de 2016, el domicilio de la firma es Olleros 2945, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es llamativo que en la misma dirección figuren también otras dos compañías: 2AG Arquitectos y FTTR S.R.L., Y es mucho más sorprendente que las mismas pertenezcan a Alvaro García Res-ta, justamente el funcionario a cargo de la presentación de la licitación en la audiencia pública de la obra en cuestión.

Es casi obvio acotar que el emprendimiento de plaza Houssay es la primera obra a cargo de Lamp Investments, que en su declaración patrimonial manifestó tener un fondo de cien mil pesos, un monto muy bajo teniendo en cuenta la magnitud de semejante proyecto. No es un dato menor que, en el estudio de la Comisión de Evaluación de Ofertas, en el apartado dedicado a analizar la Capacidad Financiera, y también la Solvencia Patrimonial, de las tres empresas que quedaron como oferentes, Lamp Investments fue la que peor calificación obtuvo.

Como corolario de una si-tuación signada por el oscurantismo, la empresa en su oferta declaró que va a tercerizar en su totalidad la construcción de la obra. La firma que se beneficiaría con la construcción sería Bricons SAICFI, cuyo dueño, Mario Angel Raspagliesi, figura como aportante personal del PRO para la campaña presidencial de 2015. Donó, en esa oportunidad, medio millón de pesos.

Conde sostuvo que, “en los años del macrismo en la Ciudad, se implementó un modelo de negocios, caracterizado por adjudicar concesiones con cánones bajísimos y con muy poco control estatal, garantizándoles a empresas amigas del Gobierno una gran rentabilidad con baja inversión, todo en desmedro del dinero de todos los porteños y porteñas”.

A modo de conclusión, la diputada denunció: “El Gobierno de la Ciudad le entrega un gran negocio a una cáscara vacía, sin capital propio ni experiencia en el rubro, en donde los jugadores reales solamente entran con el negocio ya garantizado”.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #162 DE REVISTA QUÉ

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?