Revista Qué

27 May 2015 | Campaña de cemento

Asfalto PROselitista

El Ente de Mantenimiento Urbano Integral repavimentó más calles en años electorales. Una auditoría reveló diversas falencias y la subjetividad a la hora de designar las zonas beneficiadas.

“En épocas de elecciones, hay una tendencia a trabajar sobre cuestiones que se ven, mientras se dejan en un segundo plano las que quedan debajo de la tierra”, dijo un intendente del Conurbano. Esta misma tendencia también se replica en la Ciudad de Buenos Aires, donde la pavimentación de calles crece exponencialmente en años impares, cuando se celebran los comicios. Así se manifiesta en el pedido de informes del auditor de la Ciudad, Facundo Del Gaiso.

En los últimos cuatro años, el gobierno de Mauricio Macri destinó más de tres mil millones de pesos al Ente de Mantenimiento Urbano Integral (EMUI), dependiente del ministerio de Ambiente y Espacio Público, cuyo titular es Edgardo Cenzón. El EMUI es el principal encargado de la repavimentación de calles, bacheo y reparación de veredas.
En 2011 -año de elecciones nacionales-, se repavimentaron 696 cuadras, mientras que en 2012 ninguna. Sin embargo, el Ente contó con un presupuesto anual de 249.693.129 pesos, de los cuales sólo 27 millones fueron destinados a gastos en personal. “No se repavimentaron calles, dado que no se contaba con licitación para esos fines, solamente se realizó una licitación llamada Fuelle, la cual estaba abocada al bacheo y cierre de aperturas”, explicaron desde el área a cargo de Joaquín Gándara.

asfalto

En 2013 -cuando se celebraron las elecciones legislativas- el EMUI asfaltó un total de 2.647 calles en las diferentes comunas de la Capital. La más beneficiada fue la zona de Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano, donde 23 kilómetros fueron destinados a la construcción del Metrobus Sur. Muy por el contrario, en 2014 se repavimentaron 1.838, es decir, 800 menos que durante el ejercicio anterior, a pesar de contar casi con el doble de presupuesto.

En diciembre de 2014, la Auditoría General de la Ciudad publicó un crítico informe sobre el desempeño del Ente en relación al Plan Previal III, que tenía por objeto la rehabilitación de arterias urbanas y mantenimiento de baches. Las obras se llevaron adelante a través de una licitación pública, en la que 15 empresas resultaron adjudicatarias, cada una con una comuna a su cargo, por el monto de 1.167.217.262 pesos. Si bien la Resolución data de 2012, se puso en marcha en 2013 con un incremento del 20 por ciento en sus presupuestos iniciales, por lo que el gasto de obra pasó a ser $ 1.232.485.535,81.

En el informe, el auditor Facundo Del Gaiso calificó de ineficiente la “planificación previa a la licitación” y que, además, “se hallaron diferentes fallas en la terminación de las obras de pavimento”. Tampoco está claro qué se hizo con la plata presupuestada que no se usó. Nadie lo supo explicar.

Como si fuera poco, la Auditoría también reveló la “falta de integridad y confiabilidad” de la documentación provista por el EMUI. Además, se constató la subjetividad de los inspectores a la hora de pavimentar zonas. Así, en épocas de elecciones, asfaltan las calles de acuerdo a los votos. Un asfalto proselitista, como muchos.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 33 DE REVISTA QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?