Revista Qué

4 Oct 2016 | personas en situación de calle

Auditarán las políticas para los homeless

La presidenta de la Auditoría, Cecilia Segura, expresó que “en el marco de un contexto social de crecimiento de la pobreza en la Ciudad producto de las políticas de ajuste del gobierno del PRO, es fundamental que la Auditoría priorice el análisis y evaluación de las políticas sociales que realiza el gobierno porteño”. La auditoría […]

La presidenta de la Auditoría, Cecilia Segura, expresó que “en el marco de un contexto social de crecimiento de la pobreza en la Ciudad producto de las políticas de ajuste del gobierno del PRO, es fundamental que la Auditoría priorice el análisis y evaluación de las políticas sociales que realiza el gobierno porteño”.

A homeless man prepares to sleep in a street downtown of Valparaiso, about 120km (75 miles) northwest of Santiago, June 24, 2007. REUTERS/Eliseo Fernandez (CHILE) CHILE/ CHILE/

A homeless man prepares to sleep in a street downtown of Valparaiso, about 120km (75 miles) northwest of Santiago, June 24, 2007. REUTERS/Eliseo Fernandez (CHILE) CHILE/ CHILE/

La auditoría se hará sobre la situación de los paradores propios del Gobierno de la Ciudad, el Centro La Boca y el Centro de Inclusión Social Costanera, y también se controlará el relevamiento que efectúa el gobierno porteño para establecer el número de personas en situación de calle.

“La decisión por unanimidad de evaluar estos dispositivos es el resultado del esfuerzo de las organizaciones que trabajan la temática de las personas en situación de calle y del espacio de articulación que pudimos construir con el impulso de los legisladores porteños Gabriel Fucks, Claudio Heredia y Andrea Conde, donde venimos planteando la necesidad de que el Gobierno porteño modifique el enfoque, acepte la dimensión del problema y destine los recursos necesarios para brindar soluciones sustentables”, agregó Segura.

Según afirmaron desde la Presidencia de la Auditoría en los últimos meses hubo fuertes cuestionamientos a las respuestas del Estado porteño frente a esta problemática. Por un lado, las críticas apuntaron a las cifras oficiales, ya que mientras el Gobierno porteño afirmaba que el número de personas en situación de calle era estable y cercano 850 personas, las organizaciones que trabajan el tema cruzaron estos datos y denunciaron un crecimiento muy significativo de esa población, que ubican cercana las 20 mil personas.

La otra crítica estuvo vinculada a las condiciones en que se encuentran los dispositivos públicos de abordaje, es decir, los paradores que la Ciudad destina para atender a esta población.

Compartir
?