Revista Qué

9 May 2017 | Iniciativa de García Vilas

Buscan crear un cementerio de mascotas

El legislador porteño de Confianza Pública Diego García Vilas impulsó un proyecto de ley, que propone la creación de un Cementerio Público de animales domésticos y/o de la vía pública en la Ciudad de Buenos Aires. La iniciativa presentada señala que la autoridad de aplicación de la ley sería la Dirección General de Cementerios dependiente de […]

El legislador porteño de Confianza Pública Diego García Vilas impulsó un proyecto de ley, que propone la creación de un Cementerio Público de animales domésticos y/o de la vía pública en la Ciudad de Buenos Aires.

La iniciativa presentada señala que la autoridad de aplicación de la ley sería la Dirección General de Cementerios dependiente de la Subsecretaría de Mantenimiento del Espacio Público del Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Se encargará de “la fiscalización de todo lo relativo a las inhumaciones, movimiento de cadáveres de animales, restos, cenizas y controlará que dichas tareas se realicen bajo una conducta adecuada al lugar sin contrariar las normas de sanidad vigentes”.

A su vez, la norma prevé que el cementerio cuente con un equipo médico veterinario para que evalúe las causales de muerte con el objetivo de preservar las condiciones sanitarias del predio. Además, brindará un servicio mortuorio “compatible con la calidad ambiental mediante la utilización de tecnologías no contaminantes y a través de un manejo racional en el tratamiento y disposición de residuos inherentes a la actividad mortuoria”.

Asimismo, contará con un servicio de cremación, que “será de carácter optativo para los dueños de animales domésticos, salvo en los casos donde la/las causante/s de muerte pudieran afectar las condiciones sanitarias”. Tanto el entierro como la cremación del animal tendrá un canon de pago, que no está definido.

Entre los fundamentos de la iniciativa, el legislador que responde a Graciela Ocaña explicó que “los servicios destinados a mascotas en Argentina, como en muchos países del mundo, crecieron al ritmo de nuevos hábitos sociales” dado que “los animales de compañía se consideran integrantes del grupo familiar y se fomenta su tenencia responsable”.

“La Ciudad de Buenos Aires es un exponente de esta tendencia: además de campañas de concientización y actividades educativas, desde el gobierno local se desarrollan ferias de adopción, se promueve la incorporación de caniles en plazas, se brindan atenciones veterinarias y castraciones gratuitas durante todo el año”, recordó.

En ese sentido también agregó que “se sancionaron leyes que habilitan el transporte de mascotas en el Subte y se lanzó el programa ´BA Amiga de las mascotas´, que señaliza locales gastronómicos amigables con los animales”.

De esta manera, precisó que “estas políticas públicas no sólo están relacionadas con el afecto de los animales de compañía, sino también están en sintonía con el fomento de “la tenencia responsable de perros y gatos para mejorar su estado sanitario: prevenir enfermedades habituales reducen el riesgo de enfermedades zoonóticas (es decir, aquellas que afectan la salud humana)”.

Asimismo, detalló que actualmente “cerca de 650000 animales domésticos (300.000 perros y 250.000 gatos) viven con familias porteñas”, y afirmó que “muchos dueños de animales no tienen un lugar apropiado para su inhumación -ni recursos para hacerlo mediante empresas privadas – y se ven forzados a hacerlo en espacios públicos como plazas o parques”.

Compartir
?