Revista Qué

19 Mar 2016 | PROYECTO

Buscan nacionalizar el Garrahan

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, planea avanzar durante este año con el proyecto para nacionalizar el Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, según pudo saber Qué de calificadas fuentes de la Ciudad como también de la Nación. La medida, que ya cuenta con el visto bueno de la oposición, en especial del […]

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, planea avanzar durante este año con el proyecto para nacionalizar el Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan, según pudo saber Qué de calificadas fuentes de la Ciudad como también de la Nación.

La medida, que ya cuenta con el visto bueno de la oposición, en especial del Frente para la Victoria, se debe lisa y llanamente a un factor económico. Es que para la Ciudad, el nosocomio representa más del 15% de su presupuesto de Salud.

Garrahan

Las primeras charlas comenzaron a principios de 2016, ya que se trata de un tema que el ministro de Salud nacional, Jorge Lemus, trabajó cuando ocupó ese mismo cargo pero en la Ciudad. “La idea es que los fondos los aporte la Nación, pero que la Ciudad no pierda la representatividad”, sostuvo una fuente al tanto de las negociaciones.
Para que se llegue a un buen puerto, es necesario que el Congreso sancione una ley para modificar el rango del hospital, aunque se estudian otros mecanismos para luego ser refrendada por la Legislatura.

El acuerdo que habrían rubricado entre ambos partidos le permitiría al kirchnerismo mantener dos de los asientos políticos en el Concejo de Administración, mientras que los otros dos irán para Cambiemos. En total son cuatro bancas disponibles, las dos que corresponden a la Ciudad serían las destinadas al FpV, mientras que las de Nación, para los otros.

Las primeras, que deben ser aprobadas por la Legislatura, por ahora serían para el actual consejero, Oscar Trotta. La restante, se especula que podría ir para el ex auditor general de la Ciudad, Adriano Jaichenco, que estuvo en el centro de la polémica por el presunto recorte de presupuesto.

En lo que respecta a Nación, ya fue nombrada la ex ministra de Salud porteña, Graciela Raybaud, mientras que todavía no hay un nombre fijo para quien la acompañe. “Acá viene para cerciorarse de que se cumpla el proyecto”, sostienen los gremios hospitalarios.

Quien sonó, en varias oportunidades, para ocupar ese cargo es la legisladora porteña por Confianza Pública, Graciela Ocaña. Sin embargo, desde su entorno negaron tales rumores.

“En un momento se pensó que venía para realizar una auditoría de todo lo que sucedió en el último tiempo. Sería una lástima si no sucede”, expresó una jefa de área que se desempeña desde la apertura del hospital.

Para el kirchnerismo, es clave mantener la estructura creada en los últimos dos años en el hospital, en donde no sólo colocó gente “a dedo”, como denunciaron varios profesionales de carrera, sino que además modificó estructuras con la creación de varias jefaturas y servicios nuevos. “Ahí se aseguran una linda caja”, sostuvieron fuentes al tanto de la política en el hospital.

info garra

Para el PRO, la jugada corre por otro lado. En primer lugar, se aseguraría recursos que pueden destinarse a otros proyectos relacionados con la autonomía de la Ciudad. A la par, “elimina un foco de conflicto permanente”, forma en la que definieron a la lucha por el presupuesto fuentes al tanto de las negociaciones.

“El hospital pide y nosotros decidimos cuánto se le da. Como sucede con el Poder Judicial y la Nación. Son $ 1.300 millones de pesos en 2016 para un solo hospital, es una barbaridad”, se sinceró una fuente cercana al Jefe de gobierno.

El dinero que necesita el Garrahan para funcionar, además representa el 22% del presupuesto en Salud de la provincia de Buenos Aires, que posee 77 hospitales.

Sin embargo, el origen de los pacientes abre un eje de disputa. Según las últimas cifras oficiales, correspondientes a 2011, el 56,51% del total de los egresos, pacientes que son atendidos en el hospital, corresponde al conurbano bonaerense. El 14,12% a la CABA, el 6,87% al resto de la provincia de Buenos Aires, el 0,72% a extranjeros, el 0,26% no se conoce su procedencia, y el 22,52%, del resto del país.

Desde el inicio de su gestión en 2007, Macri tomó dos medidas en cuanto al Garrahan. Primero comenzó el diálogo con el ex gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, para reducir la cantidad de pacientes de sintomatología menor que se atendían en la institución. Y en segundo lugar, inició un proceso que llevó a la equiparación de aportes con la Nación.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 75 DE QUÉ.

Compartir
?