Revista Qué

4 Dic 2012 | REUNIÓN MACRI - SCIOLI

Camino a una solución

Mauricio Macri y Daniel Scioli se reunieron este martes para abordar el problema de la basura. Con un tono más conciliador que el de la previa, coincidieron en la necesidad de trabajar en conjunto. Tras la reunión, los trabajadores del Ceamse se declararon en estado de alerta.

Los gobernadores acordaron trabajar en conjunto

En el encuentro, que no duró más de 45 minutos, el jefe de Gobierno y sus ministros se comprometieron a avanzar con el plan de reducción de residuos.

Así lo confirmó a la salida el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, quien aseguró que están haciendo “un esfuerzo muy grande” y se comprometió lograr una reducción del “78% en 18 meses”.

“Si este plan es acompañado por los municipios, esto va a permitir una mayor vida útil al relleno del Ceamse”. Asimismo, contó que “fue una buena reunión de trabajo”.

Por su parte, el ministro de Espacio Público, Diego Santilli, contó que durante la reunión se expusieron los trabajos que viene realizando la ciudad en materia de residuos y las licitaciones que están en curso para la reducción de la cantidad de basura.

“Es bueno aclarar que la Ciudad tiene una agenda verde contundente. Si no la tuviéramos, no podríamos hacer todo esto de la noche a la mañana”, destacó.

Antes del encuentro hubo un cruce de declaraciones fuertes entre los mandatarios. Al momento de ingresar al hotel, Macri expresó que el problema fundamental es que en la Ciudad “no hay lugar donde poner la basura”, mientras que “la provincia sí tiene espacio para el relleno sanitario”.

Según el titular del Ejecutivo porteño, el acuerdo era su gobierno “ponía la plata y ellos (la provincia) ponían el terreno, pero hace cuatro años que no está”. Además insistió en que la basura “no es sólo de los porteños”, sino “también de los que vienen todos los días de la provincia”.

Macri además aprovechó para cargar contra la Casa Rosada el indicar que “se iba a extender el relleno sanitario a Campo de Mayo, pero por una decisión de la presidenta no se amplió”.

Scioli, por su parte, había realizado declaraciones radiales en las que afirmó: “Hace tres años que lo vengo planteando, la paciencia tiene un límite y los rellenos también”. Y agregó: “Yo soy el de siempre: respetuoso, moderado, pero firme para encarar con acción los problemas. Y cuando salgo a sincerar esta situación, lo hago para enfrentar este problema”.

Luego de la reunión, los trabajadores del Ceamse anunciaron que se encontraban en estado de alerta y no descartaron la posibilidad de realizar un nuevo paro de actividades.

Compartir
?