Revista Qué

9 Nov 2017 | en plena sesión

Carrió habló de “progresismo estúpido”

Luego de que la diputada de Cambiemos Elisa Carrió calificara de “progresismo estúpido” al interbloque Progresistas por diferencias de criterio respecto a un artículo del proyecto del banco de alimentos, y cuando fuera de micrófono siguiera con los insultos personales hacia a algunos diputados, las reacciones no se hicieron esperar. Con Margarita Stolbizer (GEN) y […]

Luego de que la diputada de Cambiemos Elisa Carrió calificara de “progresismo estúpido” al interbloque Progresistas por diferencias de criterio respecto a un artículo del proyecto del banco de alimentos, y cuando fuera de micrófono siguiera con los insultos personales hacia a algunos diputados, las reacciones no se hicieron esperar.

Con Margarita Stolbizer (GEN) y de Federico Masso (Libres del Sur) a la cabeza, la oposición se levantó de sus bancas y forzó la caída de la sesión especial, que pasó a cuarto intermedio.

“Si alguien que le sobra de a otro para que coma en condiciones de salubridad. ¿No pueden donar? Creo que estamos todos locos. Hay un progresismo estúpido que cree que es preferible que vayan a buscar a las bolsas de basura en vez de tener los alimentos de marca en sus casas. Estoy harta del progresismo estúpido. ¿Qué quieren que se mueran de hambre? ¿Cuál es el mayor daño? ¿Qué se mueran de hambre los niños o que donen al banco de alimentos?”, esgrimió Carrió, en medio del aplauso furioso de sus pares de Cambiemos.

El incidente, que agitó los ánimos de la oposición, se produjo en medio del debate por el proyecto que crea un banco de alimentos para donaciones, a raíz de un cambio que impuso el oficialismo respecto de la redacción que había sido consensuada originalmente.

El artículo que desató la polémica, y por el que el interbloque Progresistas solicitó la vuelta a comisión, señala que “una vez producida la entrega de los alimentos donados en el marco de la presente ley, el donante, que actuare de buena fe, quedar liberado de toda responsabilidad por los daños y perjuicios que pudieran producirse por el vicio o riesgo de la cosa”.

Para Stoblizer “lo que se está votando es gravísimo” dado que “es incorrecto es pretender que el que dona alimentos no es responsable del daño” cuando “ese alimento por una cuestión de vencimiento termina matando a un chiquito”.

A su criterio, existe un “problema ético” que es posible “sacar un certificado de buen samaritano regalando lo que me sobra”, quedando liberado de cualquier responsabilidad por la calidad de lo donado.

Acotó que también existe un “fundamento de derecho” para objetar la ley, que “corre el riesgo de ser declarada anticonstitucional” porque “toda persona tiene derecho a no ser dañada” y a “ser indemnizada” en caso contrario.

Uno de los más afectados por el insulto de Carrió fue Masso, quien señaló que se “no se puede permitir que una diputada, por creer que es omnipotente venga a tratar de estúpido y estúpida a un colega”.

En ese sentido, pidió que el cuerpo trate sobre tablas una sanción contra la líder de la Coalición Cívica, “porque no es manera de tratar a un colega”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, sin embargo, no dio curso al pedido, dando la espalda al artículo 185 del reglamento del cuerpo.

Tras un intento infructuoso de retomar el debate, debido a la decisión opositora de levantarse de sus bancas en represalia a los agravios de Carrió, la sesión pasó a cuarto intermedio para el próximo miércoles 15, aunque a mano alzada se aprobó que el proyecto regrese a comisión.

El presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, ensayó un pedido de disculpas en nombre del oficialismo por las palabras ofensivas de Carrió, aunque habló de “exageraciones” y “sobreactuación”, lo cual caldeó aún más los ánimos y terminó por sellar el desenlace anticipado de la sesión.

Compartir
?