Revista Qué

11 Jul 2016 | Reciclado

Cartoneros marcharán contra la privatización del servicio

Tras la polémica renuncia del director de Reciclado, las 12 cooperativas de cartoneros de la Ciudad preparan una serie de medidas de fuerza para rechazar la presunta privatización del servicio de recolección privada. En primer lugar, este jueves a las 11 horas marcharán en unidad para reclamar la marcha atrás de los cambios previstos.

Tras la polémica renuncia del director de Reciclado, las 12 cooperativas de cartoneros de la Ciudad preparan una serie de medidas de fuerza para rechazar la presunta privatización del servicio de recolección privada. En primer lugar, este jueves a las 11 horas marcharán en unidad para reclamar la marcha atrás de los cambios previstos.

“Hace pocos días el director Lucas Peverelli renunció a su cargo denunciando el vaciamiento del servicio de recolección diferenciada como parte de un proyecto impulsado por las autoridades del Ministerio de Ambiente y Espacio Público para privatizarlo”, resaltaron los recolectores en un comunicado.

53fe29be1225f_380x253

En efecto, tal como publicó RevistaQue.com, Peverelli decidió dar un paso al costado debido a “las diferencias manifiestas sobre el destino y proyección del Servicio Público de Recolección Diferenciada de la Ciudad de Buenos Aires, y mi convencimiento personal de que continuar con esta política pública, y desarrollar el servicio de recolección diferenciada con integración social, es el camino que debemos seguir como Gobierno”.

Las diferencias radicarían, específicamente, en un nuevo llamado a licitación para poner en marcha el sistema de reciclado, en la que podrían participar empresas privadas.

Desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, que conduce Eduardo Macchiavelli, aseguraron a Diario Z que hubo “motivos personales” detrás de la dimisión de Peverelli y que “se están evaluando ajustes del sistema de reciclado, hay muchas quejas de los vecinos por las deficiencias en la recolección”.

En esta línea, los cooperativistas advirtieron que la flota de camiones está obsoleta, se adeudan bolsones y uniformes, no se disponen los centros verdes necesarios para procesar todo el material reciclado, y en los pocos que hay no se han realizado las inversiones en infraestructura necesarias.

“A pesar de este vaciamiento los 5500 cartoneros integrados en el sistema de recolección diferenciada trabajan sacrificadamente y separan más de 600 toneladas diarias de reciclado. Esto compone la única barrera a la crisis ambiental que implica el enterramiento indiscriminado y ahorra millones de pesos del presupuesto de la Ciudad.

Compartir
?