Revista Qué

3 Nov 2016 | elefante blanco

Ciudad mudará un ministerio

El gobierno porteño llamará primero a licitación para realizar un estudio estructural que permita demoler los pisos superiores y conservar las tres primeras plantas del legendario edificio “Elefante Blanco”.  El presupuesto asignado a la obra asciende a $ 580 millones, según el proyecto de presupuesto presentado en la Legislatura porteña. El mismo, incluye saneamiento del […]

El gobierno porteño llamará primero a licitación para realizar un estudio estructural que permita demoler los pisos superiores y conservar las tres primeras plantas del legendario edificio “Elefante Blanco”.  El presupuesto asignado a la obra asciende a $ 580 millones, según el proyecto de presupuesto presentado en la Legislatura porteña.

Hospital-Elefante-Blanco-NegroWhite

El mismo, incluye saneamiento del edificio, reacondicionamiento de las tres plantas que se conservarán para recibir al ministerio y la desintegración de la Manzana 27 bis.

En ese marco, Guadalupe Tagliaferri, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat expresó: “Ahora estamos esperando que la gente con la que acordamos la salida también se vaya”, Se refiere a tres familias que siguen viviendo en la planta baja y se niegan a abandonarla. La negociación avanza en el expediente que se tramita ante la jueza porteña Elena Liberatori por el riesgo sanitario que significaba vivir allí.

“La Ciudad hizo obras, pero lo que está en deuda es un abordaje integral de la situación”, señaló Ramiro Dos Santos Freire, representante del Ministerio Público de la Defensa.

Asimismo, Tagliaferri remarcó que hay cuatro obras en ejecución en el área, que incluye a la villa 15, más conocida como Ciudad Oculta, escondida tras el Elefante Blanco. “Las obras se realizan en el marco de la integración urbana de la villa 15 y, en ese contexto, evaluamos qué rol va a tener el edificio. Estamos garantizando que al lugar no ingresen personas para que no vuelvan a vivir en las mismas condiciones indignas”, sostuvo.

Cabe señalar que en el Elefante Blanco siguen funcionando dos comedores y un gimnasio, pero el acceso es restringido. Graciela Leiva, una de los vecinos que promovieron el recurso de amparo y encargada de un comedor, recuerda que volvieron a hacer obras, pero que la espera continúa. “No creemos que el arreglo individual con dinero pueda ser una salida porque la gente no sabe qué hacer con el dinero. Queremos que nos permitan acceder a una casa”, anuncia, mientras muestra el comedor en el que alimenta a los chicos de la zona.

Compartir
?