Revista Qué

2 Oct 2017 | Graciela Ocaña

“Hay que luchar contra la pobreza”

Entre caminata y caminata, Graciela Ocaña hizo un alto en sus actividades para dialogar mano a mano con La Tecla. La candidata a diputada nacional del oficialismo reafirma una promesa que ya es un caballito de batalla. Los jubilados se retiran de a poco del club El Porvenir. El acto de presentación del dispositivo para […]

Entre caminata y caminata, Graciela Ocaña hizo un alto en sus actividades para dialogar mano a mano con La Tecla. La candidata a diputada nacional del oficialismo reafirma una promesa que ya es un caballito de batalla.

Los jubilados se retiran de a poco del club El Porvenir. El acto de presentación del dispositivo para emergencias terminó y Graciela Ocaña comparte una charla abierta con La Tecla. Un alto en el camino en el que deja varias reflexiones, como que no es la primera candidata a diputada nacional de Cambiemos “para calentar una silla, sino para transformar la realidad”.

-Las consultoras miden una victoria para Cambiemos de entre 3 y 4 puntos. ¿Cómo ve el escenario?
-Estamos en la calle, entonces sabemos lo que la gente piensa. Por ahí, los resultados de las PASO sorprendieron más a otros, no a nosotros, que recorremos a diario la Provincia y ha-blamos con los vecinos. La gente dice que faltan cosas, que hay que hacer esto o lo otro, pero que ven que se están haciendo muchas cosas. Y te dicen algo que es central, que no quieren volver atrás; y eso es una definición muy clara del estado de la sociedad, más allá de lo que digan las encuestadoras. Estas, muchas veces han cometido errores graves, como, por ejemplo, el resultado de las PASO; muy pocas dieron una pelea entre dos fuerzas en la Provincia, y tampoco pudieron acertar claramente algunos resultados en el interior. La verdad es que creo que lo importante es trabajar para ga-nar la elección, y la elección se gana el día que se cuentan los votos.

-¿Cómo piensan revertir el resultado de las PASO?
-Haciendo lo que hemos hecho, hablándole a la gente, a la que nos votó y a la que no nos votó. Y hablándole también a la gente que no fue a votar, porque creemos que muchas personas no fueron a votar pensando que no había una definición, o que no eran obligatorias las elecciones, y hubo una merma significativa en la cantidad de votantes; así que trabajando, recorriendo, escuchando y resolviendo; porque, como dice María Eugenia, cuando uno comparte los problemas, allí se encuentran las soluciones.

-Salvai y Peña llamaron a los candidatos a ir en busca de los votos de Massa, Randazzo y Cristina. ¿Es posible convencer al votante kirchnerista de votar a Cambiemos?
-El voto hay que buscarlo en toda la sociedad. Por supuesto, hay sectores, que son los que han acompañado a Cambiemos en el 2015 y que han continuado con ese acompañamiento en el 2017, con los que es más fácil comunicarse; pero creo que uno tiene que ir a toda la sociedad, y eso es lo que hacemos. Esta-mos recorriendo toda la Provincia; no es que decimos ‘esta zona no’ o ‘este municipio no’. Todos los candidatos, todos los días, están en el interior y en el Conurbano, en el primer, segundo y tercer cordón.

-¿Se focalizan en algún sector?
-No, vamos a todos los sectores, fundamentalmente porque cada candidato tiene una especialidad. Yo recorro mucho los centros de jubilados, hablando con la tercera edad, escuchando, contando algunas cosas que estamos haciendo, compartiendo los problemas y trabajando en tratar de acercar soluciones. Las personas mayores tienen enormes dificultades muchas veces para acceder a los servicios, y pasan cosas importantes, como por ejemplo en Lanús, donde el intendente Grindetti lanzó el botón antipánico, que permite que todos ellos puedan estar comunicados con la central de monitoreo y puedan resolver una emergencia o una situación de inseguridad con el acceso a esa ayuda.

-Hubo corte de boleta en las PASO. ¿Cómo piensa traspasarle los votos a Bullrich?
-No hubo tanto corte de boleta entre los candidatos. Otros sí tuvieron más, nosotros no. Hubo una diferencia, pero la gente no vota a las personas, vota a una lista que integramos y que es un dream team. Yo estoy acompañada por “Toty” Flores, un hombre que luchó y entendió lo que es luchar por la inserción en el trabajo, que es lo que da dignidad. Porque uno puede estar pobre pero no ser necesariamente pobre. Hay que luchar contra la pobreza, que es nuestro compromiso. Para todos los que estamos en Cambiemos es indignante que esos niveles de pobreza estén en nuestra sociedad. Todos son excelentes candidatos, y la sociedad apoyó y apostó a eso.

-¿No cree que fue significativo el corte para el oficialismo?
-No, no fue mucho. Nosotros no tuvimos corte; sí hubo un corte entre otros candidatos que llamó la atención, por ahí ten-drías que preguntarle a ellos.

-¿Cómo va a ser el último mes?
-Queda un mes intenso, pero a mí me da mucho gusto conversar, estar, algo que siempre he hecho cuando estuve en gestión. Y también desde el llano. Cuando me fui de la función pública, lo seguí haciendo, porque es lo que me gusta y siento. Estoy convencida de que cuando escuchás a la gente se pueden encontrar las soluciones. La gente sabe mucho más de los problemas porque los padece. A mí me da mucho gusto haberme sumado al equipo de María Eugenia, compartiendo la posibilidad de generar mecanismos para que los adultos mayores puedan viajar. La Gobernadora organizó una estructura de trabajo de turismo mayor, con distintas empresas de larga distancia, para que los jubilados tengan descuentos no solamente en los viajes que financia el IPS o el PAMI, y que permiten que muchos jubilados puedan disfrutar el mar, la sierra, recorrer el país, ir a estancias por un día, o conocer el teatro Colón. Cuando hablás con ellos te das cuenta de lo importante que son estas propuestas y el trabajo que se hace. Trabajamos también en recuperar el PAMI a nivel nacional.

-¿Qué dice de Cristina Fernández, de quien fue funcionaria?
-No voy a aportar nada que los argentinos no sepan de Cristina y no hayan conocido en ocho años de gestión. Yo fui funcionaria un corto período, y dejé de serlo porque no soporto la corrupción. No creo que se debe robar para hacer política, ni creo que uno pueda justificar que porque hace una cosa, roba. Como no nací para calentar sillas sino para transformar la realidad, yo renuncié y me fui a mi casa. Estuve tres años fuera de la gestión pública, trabajando con el sector privado. Hoy se ve que muchos de los que integran esa lista no pueden hacer esto que hice yo, sabrán por qué. Todos sabemos lo que es Cristina y lo que hizo, que es lo peor, y lo que ha significado para la sociedad. Por eso la gente no quiere volver atrás, quiere terminar con esa historia del roban pero hacen, que no hacían y robaban, quiere terminar con esa altanería, con todo eso que todos sabemos.

Compartir
?