Revista Qué

1 Feb 2016 | Cónclave nacional

El PJ, entre las elecciones y la conducción

Inmerso en una profunda crisis, el Consejo Nacional del partido se reúne en la Ciudad. Será este miércoles, en la sede de Once a las 18.

El Consejo Nacional del Partido Justicialista a nivel nacional convocó a la primera reunión del año con el principal objetivo de definir quién será el nuevo conductor del partido que aún sufre a más de dos meses de la derrota de Daniel Scioli a la Presidencia.

pj

El cónclave será en la Ciudad. Específicamente, tendrá lugar en la sede del PJ de la calle Matheu 130, en el barrio de Once, desde las 18 horas y, según fueron confirmando los diferentes dirigentes, contará con alta concurrencia entre la que se destacan intendentes, gobernadores y legisladores.

En el encuentro se intentará acordar una fecha para las elecciones internas que renovarán la cúpula. Pero el escenario no es para nada alentador. Las diferentes posiciones acerca del liderazgo del partido ya dejaron entrever serias grietas.

Jorge Landau, apoderado del PJ, precisó que una eventual falta de acuerdo para definir a las nuevas autoridades “llevaría a la acefalía y de ahí a la intervención del partido”. Pero, si no es por la vía eleccionaria, la presidencia se definirá por consenso.

Lo cierto es que tras el balotaje, el peronismo se encuentra inmerso en un profundo debate que pone en jaque la unidad del Frente para la Victoria como espacio de confluencia de distintas vertientes afines. Hay dos posturas adversas. Los kirchneristas puros refuerzan la idea de un liderazgo natural, apuntado específicamente a Cristina Fernández de Kirchner. Los llamados “pejotistas”, en cambio, prefieren la renovación de autoridades a través de la apertura de urnas.

A pesar de contar con mayoría en ambas cámaras del Congreso de la Nación, el Frente para la Victoria debe definir su rol. Si ser una oposición constructiva, como ha manifestado José Manuel Urtubey, gobernador de Salta y uno de los referentes que busca proyectarse como figura del espacio; o ser una oposición hostil más movilizada en la calle.

Compartir
?