Revista Qué

13 Ene 2015 | La empresa Criba

Corre con caballo ganador

La constructora Criba SA posee la monopolización de las obras en el moderno inmueble que ocupará el gobierno de la Ciudad en Parque Patricios. Una mudanza costosa y plagada de dudas.

En el marco de la mudanza de oficinas del gobierno porteño a la zona sur, el macrismo autorizó mediante una contratación directa las obras de remodelación del edificio perteneciente al Banco Ciudad por el costo de 15 millones de pesos a la empresa Criba SA, que ya se encuentra realizando las obras y no ha cumplido con los plazos previstos, cuestión que ha retrasado la instalación de la jefatura de gobierno y ministerios en el edificio ubicado en el barrio Parque Patricios.

Concretamente, la contratación directa realizada a través del ministerio de Desarrollo Urbano que encabeza Daniel Chaín es para el “Servicio de Readecuación del Edificio Centro Cívico Parque Patricios”, según reza en el Boletín Oficial.

No obstante, el gobierno porteño no cumpliría con el monto máximo de contratación, siendo estipulado por la ley 1095 (Compras y Contrataciones) no mayor a los 300 mil pesos, cuando Criba SA se alzará con 15 millones de pesos a través de este método.

El macrismo justifica la contra-tación reiterada de la empresa Criba SA ya que se trata de obras “complementarias o accesorias a la ejecución del edificio y, a la vez, necesarias para adaptarlo al nuevo destino que ha decidido dársele” y por lo tanto lo más conveniente para el go-bierno es otorgárselas a la firma que realizó la casi totalidad de la ejecución de la construcción edilicia. En concreto, según se detalla en el Boletín Oficial se trata de obras eléctricas termomecánicas, sanitarias, de incendio, circuito cerrado de televisión -CCTV- y puntos de control de accesos.

parque_patricios-650

Cabe recordar que el diseño del edificio es el resultado de un Concurso Internacional convocado por el Banco en 2010, en el que compitieron 17 estudios de arquitectura asociados con empresas constructoras, que adjudicó el Primer Premio a la propuesta de “Criba SA” con el proyecto del estudio británico “Foster and Partners”, asociado con los estudios locales de los arquitectos Edgardo Minond y Berto Berdichevsky.

El Ejecutivo, a través del Banco Ciudad, pagó 250 millones de pesos a Criba SA por la construcción del Norman Foster. Las obras fueron adjudicadas en 2010 y el plazo de ejecución era de 22 meses. No obstante, aún no ha sido fina-lizado, lo que hace que se demore el traslado, anunciado recurrentemente por el Pro pero sin concreción alguna.

La nueva fecha estipulada es febrero próximo. La mudanza de las oficinas administrativas tuvo varios períodos, pero se definió cuando el titular del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, consideró que no era conveniente que la entidad se mude lejos del microcentro. Aprovechando la ocasión, Mauricio Macri vio allí la oportunidad de cumplir con un viejo deseo, el de llevar las instalaciones del gobierno a la zona sur. No obstante, luego del traslado, el edificio de Bolívar 1 seguirá siendo utilizado para algunos actos gubernamentales.
El gobierno está decidido a adquirir la sede que posee el Banco Ciudad. Pero el costo sería mayor a los 400 millones de pesos lo que es cuestionado por el Auditor General de la Ciudad, Eduardo Epszteyn, quien declaró: “Este proyecto implica la lógica de los desarrolladores privados, que implica gastos ineficientes y aumentos en el valor de la renta urbana. Esto eleva los precios de las zonas urbanas populares, llevando a la población afuera de la Capital”.

Además, criticó la demora en concluir el nuevo edificio, “siendo optimistas, la mudanza comenzará en febrero. Esto implica para el banco una pérdida concreta, ya que se pagarán menos meses de alquiler como estaba estipulado en el acuerdo entre el banco y la Ciudad”, advirtió.

Cabe recordar que, ante la imposibilidad aún de poder adquirir el edificio ya que depende de la autorización del Banco Central, el gobierno de Macri pagará al Banco Ciudad en concepto de alquiler 35 millones de pesos anuales. La idea del Pro es entregar como parte de pago el Edificio del Plata y con eso cubrir los 400 millones de pesos en que están valuadas las instalaciones.

La venta del Edificio del Plata la aprobó la Legislatura a fines de 2012 justamente con el objetivo de financiar la mudanza de las dependencias gubernamentales a Barracas, en el te-rreno lindero al hospital Borda. Desestimada la idea luego del intento de desalojo y represión en el neuropsiquiátrico por parte de la Metropolitana, ahora los recursos disponibles de esa transacción se verán utilizados para el lujoso edificio diseñado por Foster.

Pero la instalación del Ejecutivo porteño a la zona sur no culmina allí. A mediados de año, está prevista la mudanza a la ex Fábrica Canale ubicada frente al Parque Lezama de los ministerios de Modernización, Desarrollo Urbano, Desarrollo Económico, la Sindicatura y Ambiente y Espacio Público. El alquiler le costará al gobierno porteño 4,6 millones de pesos por mes y se concretó con la firma AB Consultora SA, propietaria de la ex fábrica de bizcochos. El contrato durará hasta el 31 de julio de 2017.

Se puede decir que Criba SA es una de las empresas con llegada al macrismo. También tiene a cargo la construcción de un lujoso centro de convenciones de Recoleta con un costo que asciende a los 313 millones de pesos. Desde el arco opositor denunciaron que la licitación se llevó a cabo de manera irregular y que el monto final supera en un 24% al estipulado.

Otra licitación costosa ganada por la constructora es la que hace a la Obra: “Escuela N° 24 Francisco Morazán – Escuela Infantil N° 8 – Distrito 15 e Instituto Superior de Profesorado de Educación Especial (ISPEE)” por casi 68 millones de pesos en 2013, según lo que pudo consultarse en el archivo del Boletín Oficial.

En lo que hace a otras contrataciones directas, Criba también fue beneficiada durante 2013 con la Obra “Polo Educativo Saavedra – Escuela Especial N° 1” por 11 millo-nes de pesos.

El gobierno de la Ciudad centra-liza, a costa de no cumplir con la legislación referida a las contrataciones, en una sola empresa, Criba SA, el acondicionamiento del edificio que ocuparán algunos ministerios, cuando la opción más saludable para darle claridad al proceso es el llamado a licitación.

Asimismo, cabe recordar que se trata de un alquiler al Banco Ciudad, por lo cual los gastos por arreglos deberían estar a cargo de la entidad bancaria pero sin embargo, el Ejecutivo realiza la contratación directa de 15 millones de pesos a través del ministerio de Desarrollo Urbano.

Sin dudas, una cadena de irregularidades con el objetivo de beneficiar a esta firma, que tiene un historial de dudas en lo que hace a obras en la Ciudad de Buenos Aires y que no cumplió con los plazos previstos de la licitación ganada para la construcción original del edificio ubicado en Los Patos y Atuel.

LA NOTA COMPLETA EN EL N° 14 DE REVISTA QUÉ.

Compartir
?