Revista Qué

21 Feb 2016 | Polémica

Críticas al TSJ por rechazo a audiencia pública

Organismos como ACIJ y la organización TECHO salieron a cuestionar el rechazo del máximo tribunal porteño al pedido de un ámbito de discusión en el marco de la causa por urbanización de la villa Rodrigo Bueno. Para los jueces, se trata de un proceso dilatorio.

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad (TSJ) rechazó el pedido de vecinos de la villa Rodrigo Bueno, ubicada en la zona de la Costanera Sur, para que se realice una audiencia pública en el marco de la causa por urbanización del barrio y se convirtió en el centro de críticas por parte de entidades y organizaciones sociales.

EL TSJ rechazó este viernes la audiencia pública, luego que los vecinos se presentaran ante el TSJ con el respaldo del la Defensoría General de la Ciudad, así como distintas organizaciones no gubernamentales y académicas, pero, aún así, los magistrados no cambiaron de parecer.

La audiencia había sido solicitada también por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el Instituto de Investigaciones Gino Germani (Facultad de Ciencias Sociales – UBA), el Instituto de la Espacialidad Humana (Facultad de Arquitectura – UBA) y la organización TECHO Argentina, quienes a su vez solicitaron ser tenidos como Amicus Curiae en la causa -petición que también fue denegada-.

Para rechazar la petición de los/as habitantes del barrio y las organizaciones, la mayoría del Tribunal (con la disidencia de la Dra. Alicia Ruiz) sostuvo que le resultaba suficiente para resolver el caso lo ya expresado por escrito en el expediente, y que conceder una audiencia resultaría dilatorio de la sentencia de fondo.

villa rodrigo bueno

Al solicitar que revoque su decisión, los/as habitantes del barrio y las organizaciones presentadas sostuvieron que “la convocatoria a audiencia de carácter público se justifica plenamente en las presentes circunstancias, por el derecho de la comunidad a tomar pleno conocimiento y participación en el proceso judicial en el cual definirá el futuro de sus vidas y las de sus familias”, y que “la ´celeridad´, en el presente caso, no tiene de por sí, un sentido justo, o positivo. Pues creemos que resulta indispensable que se garanticen los derechos antedichos y asimismo, de que el Tribunal cuente con todos los elementos y aportes suficientes, que permitan comprender en su integral complejidad la actual situación del Barrio Rodrigo Bueno -y de sus habitantes- y de esa manera adoptar finalmente la decisión que más se ajuste a los hechos y derechos involucrados, acorde con una adecuada y regular prestación del servicio de justicia”.

“Resulta inconcebible que jueces/zas de esta relevancia se nieguen a escuchar a los/as vecinos/as de Rodrigo Bueno. Respetuosamente pedimos que no resuelvan un caso como éste sin escucharlos/as. Les pedimos que el modo en que se decida esta causa ayude a que le vayamos dando sentido a la democracia participativa que idearon -ordenaron- nuestros constituyentes”, afirmó, por su parte, Sebastián Pilo, co-director de ACIJ,.

En tanto, Virgilio Gregorini, director Ejecutivo de TECHO, consideró que se “está rechazando la posibilidad de sumar argumentos a la búsqueda de una solución sobre la realidad en la que viven miles de personas en uno de los barrios más desiguales del país. Es necesario que se escuche la voz de los vecinos y se les garantice el derecho a vivir en un hábitat adecuado”.

Cabe recordar que en septiembre de 2014, la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario revocó el fallo que ordenaba la urbanización de la villa Rodrigo Bueno, emplazada en terrenos fiscales de la Costanera Sur.

En un fallo dividido, los argumentos a favor de la revocatoria indican que los terrenos pertenecen al predio de la Reserva Ecológica y que por eso no están en condiciones para ser habitados. De todas maneras, los vecinos viven hace varios años en esas tierras.

Compartir
?