Revista Qué

21 Ene 2015 | Desde la Auditoria de la Ciudad

Denuncian múltiples incumplimientos de Cultura

El organismo elaboró un informe sobre la Dirección de Festivales y Eventos. Subraya que, la misma, incurrió en “apartamientos de los regimenes administrativos”. Además, que no se ajustó a la ley de Compras y Contrataciones.

La Auditoría General de la Ciudad elaboró un informe sobre el trabajo de la Dirección General de Festivales y Eventos Centrales del Ministerio de Cultura, durante el periodo 2013, mediante el cual se determinó que el mismo incurrió en varias irregularidades.

La finalidad del estudio fue evaluar la adecuación de los recursos al cumplimiento de los objetivos institucionales y operativos del programa en términos de eficacia y eficiencia.
Entre las observaciones de la Auditoría se encuentran que: “Del contraste de la información presupuestaria con los datos administrativos y financieros de los regímenes de adquisición de bienes y servicios, surgen desvíos significativos entre el destino efectivo del gasto y su imputación presupuestaria, tanto en términos del ordenamiento por apertura programática como por objeto del gasto”.

congreso2

“La definición de la meta física, y su correspondiente unidad de medida, no permiten establecer la debida relación con el reflejo financiero del Programa 52, ya que ésta se encuentra expresada en términos de demanda del servicio”, agrega el texto.

En el informe de la ADGC también señala que “La Dirección de Festivales y Eventos Centrales incurrió en un apartamiento de los procedimientos previstos en ‘2014, Año de las letras argentinas’. Adicionalmente, se evidencia que el desvío con respecto a la aplicación de los procedimientos rectores resulta significativo, toda vez que la ejecución por la aplicación del decreto de referencia representa un 58,55% del total de gastos afectados a la adquisición de bienes y servicios, tomando de manera conjunta el total de operaciones susceptibles de ser encuadradas en el régimen Ley Nº 2.095”.

Asimismo, sostiene que, en el régimen de cajas especiales, “se detectó una polarización en el objeto de imputación, bajo la partida 3.9.9, que reúne los gastos del inciso que no pueden ser clasificados en una categoría del nomenclador. En este sentido, se verificó que esta situación obedece parcialmente a gastos pasibles de ser clasificados dentro de las categorías previstas en el sistema”.

En este marco, la Auditoría determinó que “pudo corroborarse que la Dirección General Festivales y Eventos Centrales ha incurrido en diversos apartamientos de los regímenes administrativos encargados de regular sus acciones. Merecen especial atención los incumplimientos detectados en los casos de convenios de colaboración, analizados en el apartado correspondiente, incluyendo la obligación de pago de $ 600.000 por parte de la conveniente a un proveedor del GCBA que no resultaba parte del convenio”.

Asimismo, “se observan apartamientos a la normativa en lo referente a la aplicación extendida de la adquisición de bienes y servicios vía aplicación del Dto. 556/2010, en detrimento del régimen consagrado por la Ley de Compras y Contrataciones (Ley Nº 2095). Por último, se insiste sobre la importancia de contar con un proceso sistematizado de recopilación y análisis estadístico de impacto, con un adecuado nivel de detalle, que permita efectuar un análisis pormenorizado, tanto de gestión como de costo-efectividad del servicio”.

Compartir
?