Revista Qué

9 Jun 2016 | Compras irregulares

Denuncian negociado con las hamacas

Las hamacas en las plazas porteñas también son motivo de denuncias por negocios “turbios”. La miembro de la Junta Comunal 11, Carolina Maccione, junto con el Auditor General por la Ciudad, Facundo del Gaiso, denunciaron la falta de controles para la compra y reposición de ese juego. “El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, […]

Las hamacas en las plazas porteñas también son motivo de denuncias por negocios “turbios”. La miembro de la Junta Comunal 11, Carolina Maccione, junto con el Auditor General por la Ciudad, Facundo del Gaiso, denunciaron la falta de controles para la compra y reposición de ese juego.

Hamacas

“El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, habilitó un escandaloso negociado con hamacas, que pagó hasta seis veces más caras de lo que se consiguen en el mercado”, aseguró días atrás en declaraciones periodísticas, el actual Auditor General de la Ciudad por la Coalición Cívica y vecino de Villa Devoto, Facundo Del Gaiso. En su página de Facebook, el auditor general de la Ciudad, Facundo del Gaiso, publicó fotos comentando el estado de hamacas en plazas de la Comuna 11. Izquierda. El documento revela que tras el control realizado por la comunera Carolina Maccione, la empresa asume el error de haber notificado el cambio de dos hamacas de más.

“Todo comenzó cuando mi esposa, Carolina Maccione, actual integrante de la Junta de la Comuna 11, comenzó a tomar conocimiento de la documentación que la empresa Zona Verde enviaba a la Comuna, para certificar y cobrar sus trabajos de reposición de hamacas. Prácticamente no había ningún control y los precios eran exorbitantes”, comentó Del Gaiso.

De acuerdo al preciario de estos juegos correspondientes a la comuna 11, el GCBA desembolsó 122.043,17 pesos por el reemplazo de 23 de estos juegos de plaza en los barrios de Villa Santa Rita, Villa del Parque, Villa Devoto y Villa General Mitre.

Consultada al respecto, Carolina Maccione, miembro de la Junta Comunal de la Comuna 11, aseguró que, “la documentación muestra las hamacas se compraron a un valor que oscila entre 4.800 y 6.500 pesos, mientras que en internet se ofrecen en un rango que va de los 900 a los 1500 pesos, es decir que en algunos casos el sobreprecio superaba el 400%”.

“La adjudicación de las obras fue realizada el año pasado, pero recién en febrero se dio a conocer el certificado con los valores que abonó el Gobierno porteño”, comenta Del Gaiso. “De acuerdo a la ley de comunas, las Juntas Comunales son las encargadas de supervisar las obras de espacio público y luego darles el visto bueno a las mismas una vez que se hayan concretado”, agrega Maccione, “pero claramente no existía ningún tipo de control, ni de inspecciones sobre estos trabajos. Justamente ese es el rol que me interesa cumplir en la Junta Comunal: control de las empresas contratistas. Si en mi primera inspección ya surgieron estas diferencias, no quiero saber lo que pudo haber pasado en los cuatro años previos de gestión”, finaliza. “En la mayor parte de los casos los presidentes de las comunas no envían los documentos para tratarlas con el resto de los juntistas, como estipula la ley. De hecho, Guzzini, presentó el preciario de mala gana y ante un pedido repetido de mi parte”, aseguró Maccione. “En muchas comunas no está habiendo cambio de hamacas porque dicen que es un escándalo”, apuntó Del Gaiso.

Así, ante la falta de renovación, los juegos se van pudriendo por el efecto del sol. O en otros casos convive una hamaca nueva con otra vieja destartalada, bajo la misma estructura. En la Plaza Arenales, hay una solo hamaca hace meses, y en otras plazas de la comuna sucede otro tanto. Los chicos no importan…”, manifiesta indignado Del Gaiso. (ver fotos de sus posteos en Facebook)

La licitación que se pone en cuestión es la 1.440 y fue adjudicada en febrero del año pasado por medio del decreto 59/15, por un monto total de 800 millones de pesos. Sin embargo, recién ahora se empiezan a conocer detalladamente cómo fueron los gastos. Los beneficiarios de la licitación fueron las mismas empresas con las que viene trabajando el PRO desde que se hizo cargo de la Ciudad. Estas fueron, Ecología Urbana, Algieri, Urbaser, Casa Macchi y las Unión Transitoria de Empresas (UTE) entre Planobra e Indaltec, entre Urbaser y Seob, y entre Parquizar SES, ligada a Nicolás Caputo, y Mantelectric. Estar firmas aparecen repetidas varias veces en las últimas adjudicaciones que hizo el PRO en la Ciudad para obras relacionadas con espacios verdes y al arbolado público.

Compartir
?