Revista Qué

1 Oct 2017 | elecciones 2017

Dirigentes oficialistas quieren bajar a Picetti

A tres semanas de las elecciones, se desató un escándalo en las filas del oficialismo porteño. La candidata a diputada Joanna Picetti, octava en la lista que lidera Elisa Carrió, es la protagonista de la polémica. Funcionaria recomendada por Rogelio Frigerio, ministro del Interior, actualmente trabaja en Aysa y es candidata en estas elecciones. Está […]

A tres semanas de las elecciones, se desató un escándalo en las filas del oficialismo porteño. La candidata a diputada Joanna Picetti, octava en la lista que lidera Elisa Carrió, es la protagonista de la polémica. Funcionaria recomendada por Rogelio Frigerio, ministro del Interior, actualmente trabaja en Aysa y es candidata en estas elecciones. Está acusada de maltrato a sus hijos y fue denunciada por su expareja en varias oportunidades.

Sin embargo, varios de sus compañeros de lista presentaron impugnaciones reservadas ante la Cámara de Diputados y la Justicia para impedir que llegue a ser diputada bajo el argumento de inhabilidad moral, el mismo utilizado con Julio De Vido.

Picetti atravesó dos causas judiciales, en una fue sobreseida por el Juzgado de Instrucción Nº 12 de la Capital Federal, y en la otra, en provincia de Buenos Aires, se dictó falta de pruebas. Según publicó el diario Perfil, David Bibulich, ex marido de la candidata, seguía viendo a sus hijos hasta que se los llevaron de su casa en medio de un operativo policial. En 2014, el hombre contó en Crónica TV que ya no podía ver a los chicos, los cuales sufrían maltratos de parte de la mujer. En este contexto, Picetti le habría dicho “qué difícil te va a ser comprobar el abuso, no te olvides que tengo contactos políticos”. Meses después, el tribunal del fuero de familia le devolvió la custodia de los menores.

Según Perfil, en Cambiemos se enteraron de esta situación a poco tiempo del cierre de listas, pero la minimizaron lo más que pudieron hasta que llegó a oídos de Elisa Carrió. Esto ocurrio luego de las PASO. Allí escucharon la versión de Bibulich y de la hija mayor, de 16 años, y concluyeron que “una persona con una acusación así no puede ser diputada”.

Los funcionarios han intentado convencer a Picetti de renunciar a su cargo, algo que aún no han conseguido. Desde el entorno de Frigerio manifestaron que “depende de ella si da un paso al costado o no. No le pedimos explicaciones, eso lo resuelve la Justicia, pero lo razonable es que no siga formando parte de la lista”. Actualmente está participando de un foro del G20 en Europa.

Compartir
?