Revista Qué

28 Jul 2017 | ELECCIONES

El discurso de los candidatos

En plena campaña de cara a las PASO, las propuestas comunicacionales de los espacios comienzan a manifestarse. Qué consultó a especialistas en discurso político, a fin de esclarecer las estrategias de los principales postulantes porteños. El protagonismo de las redes sociales. A pocos días de que se lleven a cabo las PASO, los diferentes partidos […]

En plena campaña de cara a las PASO, las propuestas comunicacionales de los espacios comienzan a manifestarse. Qué consultó a especialistas en discurso político, a fin de esclarecer las estrategias de los principales postulantes porteños. El protagonismo de las redes sociales.

A pocos días de que se lleven a cabo las PASO, los diferentes partidos políticos en la Ciudad despliegan distintas estrategias de comunicación. A través de diversos canales de emisión, como lo son los medios radiales, televisivos y gráficos, más un rol clave que ejercen las redes sociales (entre las que se imponen Facebook y Twitter), cada cual hace el juego que más le favorece y desliza una línea discursiva determinada para captar al electorado capitalino.

Dentro de ese entramado de mensajes vehiculizados con una meticulosa diagramación previa, Qué recurrió a los expertos. Analistas discursivos, consultores políticos y profesionales en el campo de la lingüística accedieron a analizar los hilos conductores que predominan en el discurso de los principales candidatos porteños.

Según coincidieron en el análisis, el oficialismo, que a juzgar por las encuestas realizadas hasta el momento tiene un triunfo holgado en el bolsillo, despliega su artillería en varias direcciones. “Los candidatos oficialistas tienen los roles bien de-finidos para abarcar lo nacional y lo local”, dijeron desde la consultora Contextos – Comunicación, que dirigen Daniel Dagorret y Simón García Mayer.

Y la nacionalización de la campaña resulta un análisis común entre los especialistas consultados por este medio. Por caso, Damián Fernández Pedemonte, director de la Escuela de Posgrados de la Universidad Austral e investigador del CONICET, sostuvo que, “salvo Martín Lousteau, que apunta sus cañones con dirección al plano porteño, los demás partidos elevan sus discursos al plano nacional”.

En esa línea, posicionó a Elisa Carrió, la cabeza de Vamos Juntos, como “un personaje que tiene su propia marca”, y que tiene como un contradestinatario de su estrategia de campaña a Durán Barba, quien “aconseja no confrontar, y dice que la corrupción forma parte de los temas que le interesan al círculo rojo, pero no al pueblo”. “Probablemente, en la ciudad de Buenos Aires, la institucionalidad pese mucho más en la decisión de voto que en otros distritos”, analizó Pedemonte.

Por otro lado, un aspecto que juega fuerte en estos tiempos es el uso de las redes sociales. Principalmente desde Twitter y Facebook, los candidatos lanzan líneas de campaña. Para Alvaro Rosado, docente que dicta Ciencias de la Comunicación en la UBA, “las redes sociales se han ubicado en un lugar preponderante, que nadie, ni siquiera la Iz-quierda, pudo dejar, y tuvo que utilizar esa alternativa”. En ese sentido, agregó: “Hay que tratar de pensar que, hoy por hoy, la televisión sigue siendo un escenario más que importante para instalar las ideas de cada candidato, pero las re-des sociales también resultan de suma trascendencia”.

En ese plano, Evolución es el espacio que juega más fuerte. “Tiene una buena estrategia en ese sentido”, dijo Pedemonte. A esta idea también suscribieron los otros consultados, que a la vez resalta-ron un rol clave del peronismo.

“Hay una campaña en redes sociales basada en testimonios personales con severas críticas al gobierno central. Por ejemplo, protestan los clubes de barrio que tienen que cerrar porque no pueden pagar las tarifas”, suscribió el investigador del CONICET.

En cuanto a Matías Tombolini, primero en la nómina de 1País, “busca ser la tercera posición”, sostuvieron, aunque coincidieron en que esa disputa en la Ca-pital está cubierta con Martín Lousteau y Elisa Carrió, que “son suficientemente antikirchneristas, pero no macristas incondicionales”, finalizó Pedemonte.

 

 Alvaro Rosado

La búsqueda de un destinatario

Alvaro Rosado, docente en Ciencias de la Comunicación (UBA), en dialogó con Qué, expuso: “En el discurso político siempre hay un enunciador y siempre va destinado a tres tipos posibles de receptores: por un lado, un paradestinatario, que piensa como yo; por otro lado, un prodestinatario, aquel a quien quiero convencer con mis ideas; y por otro lado, el contradestinatario, aquel que tiene otra idea política, distinta a la mía”.

Sobre los candidatos, Rosado dijo que “Lousteau habla a través de un spot de campa-ña para poder debatir con Carrió. Lousteau no busca directamente una alternativa ni proponer so-luciones próximas hacia un ciudadano. Lo que busca es un debate”.

“En el peronismo de Capital, que tiene PASO, creo que hay otra estrategia. Si buscamos un contradestinatario y enfrentar al otro, en CABA están buscando enfrentarse a lo que es el modelo de Macri, pero, además, con lo que está ocurriendo con la gestión de Larreta”, aseguró el docente.

Sobre el oficialismo, Rosado opinó: “Lo que está haciendo Cambiemos, que no está planteando una campaña dura plena, es buscar acelerar hechos concretos de gestión, pero lo particular es que no tiene na-da en concreto que beneficie al común de la gente.

Es ahí donde deben utilizar gigantografías, campañas de spot televisivos o abusos excesivos del gerundio, como ‘estamos construyendo, estamos haciendo lo que hay que hacer’. Lo que pasa es que no pueden mostrar nada, debido a que están en un proceso de realización”.

“El massismo, que busca ser la avenida del medio, no lle-ga a tener el resultado que busca. Por eso, su estrategia se mueve en una crítica a Cambiemos un tanto suavizada, porque él entiende que participó del gobierno del FpV”, finalizó Alvaro Rosado.

Natalia Aruguete

Similitudes discursivas

Natalia Aruguete es licenciada en Comunicación Social, hizo un Doctorado en Ciencias Sociales y es investigadora del CONICET. Sobre los candidatos, indicó: “Carrió y Lousteau tienen un tono similar en sus discursos porque
se disputan el mismo perfil de votante”.

Además, añadió: “Lousteau tiene que dar una disputa al interior de Cambiemos, que es, en algún punto, de donde se desprende y con quien confronta. Es como una cosa circular. El fue funcionario de Cambiemos, con lo cual ahí no hay una cuestión de mucha polaridad; pero al mismo tiempo, tienen que confrontar. Lousteau está haciendo la interna afuera”.

En tanto, sobre el peronismo, Aruguete dijo que “la estrategia comunicacional de Unidad Ciudadana es la historia de vida, o las historias mínimas, un rasgo distintivo de Cristina, que usó mucho en el 2011”.

¿Cambio en el tono del discurso o una nueva estrategia?

Los analistas consultados por Qué coincidieron en que hubo un giro discursivo en Cristina Fernández. Si bien competirá en provincia, lo que ella haga condiciona al resto del espacio.
Natalia Aruguete planteó: “Que CFK haya bajado los niveles de taxatividad es un elemento de cierto cambio en el discurso”. La investigadora del Conicet agregó que el kirchnerismo no le habla al vecino de la Ciudad tal como lo hace Cambiemos: “El concepto del peronismo no es el vecino, es el pueblo. CFK cuenta las historias mínimas de un pueblo. No es algo nuevo, ni Cristina se lo está copiando al PRO”.

Contextos Comunicación

Daniel Dagorret y Simón García Mayer dirigen la consultora Contextos Comunicación. Dagorret dijo que “todos están subordinados a una estrategia nacional, excepto los de Evolución. Tal vez esto pue-de explicarse por el antagonismo Cambiemos/Evolución”. También adujo que “la campaña del oficialismo tiene un paraguas central: evitar volver al pasado, cuyo relato está representado por la corrupción kirchnerista”.

García Mayer, en tanto, analizó: “Cambiemos combina temas morales, generales y nacionales que antagonizan con un pasado negativo, adjudicado al kirchnerismo”. “Los referentes de Unidad Ciudadana (UC) también nacionalizan los temas, pero hay una diferencia central: mientras los candidatos de Cambiemos funcionan como intérpretes de los vecinos, el kirchnerismo cede su palabra al ciudadano y deja que hable por sí solo”, dijo García Mayer, y añadió: “Tras esas opiniones, emerge el lema ‘Así no se puede seguir’”.

Sobre Tombolini, Dagorret dijo: “Intenta construir un intermedio entre Cambiemos y UC, ignorando a Evolución. Así, evita apelar a la discusión de modelos políticos y económicos, centrándose en aspectos micro, tales como la legalización de Uber. Tombolini se concentra en aspectos particulares de la economía. Su mayor problema es que ya existe un candidato con esas características en la Ciudad: Martín Lousteau. Sobre este último, García Mayer opinó que ”busca instalar que la gestión de Cambiemos es ruinosa para los porteños, y marca ciertas críticas a la marcha de la economía nacional, con duros cuestionamientos a su excompañera de fórmula, Elisa Carrió, a quien acusa de olvidar las críticas por corrupción que le hacía al PRO en 2015”.

Damian Pedemonte

“Carrió tiene un discurso hábil”

Para el director de la Escuela de Posgrados de la Universidad Austral e investigador del CONICET, Damián Pedemonte, Elisa Carrió “tiene un discurso clásico, confrontativo y hábil”, y “una imagen que no coincide punto por punto con la de Cambiemos”. En esa línea, Pedemonte analizó: “Carrió vincula la corrupción con la pobreza y las dificultades económicas, y su campaña es nacional”.

En cuanto a Lousteau, Pedemonte dijo que “construye un ‘yo’ enunciador personal”, que “pone el foco en la economía de la Ciudad”. “Lousteau se opone a Larreta y se considera parte de Cambiemos, pero crítico: ‘Si CFK puede ganar, algo hicimos mal’”.

Además, Pedemonte dijo: “Lousteau tiene la dificultad de parecer una versión de Carrió, pero más interesada, que hace su propio juego”. Sobre Filmus, el hombre de la UA indicó: “Nacionaliza la campaña pero sin un discurso personalista y sin hacer una construcción de sí mismo como marca. Para eso, le juega claramente en contra la historia.

En dos sentidos: la lealtad a CFK le transfiere el techo de la imagen negativa de la expresidenta, y el recuerdo de las tres elecciones que ya perdió en la Ciudad”. Y agregó: “Considera la elección como una evaluación de la gestión de Macri. Sus destinatarios son los porteños, pero su interpelación es de crítica al Gobierno nacional”.

En tanto, sobre Tombolini, Pedemonte dijo: “Focaliza la campaña en la economía de la gestión nacional. Lo hace sin términos técnicos, con un lenguaje comprensible: ‘Hoy la plata no alcanza”’. “Tombolini quiere ser la tercera alternativa, la avenida del medio, ni-ni: ni kirchnerista, ni macrista. Pero esa tercera posición está muy desdibujada en la Ciudad, donde Carrió y Lousteau son antikirchneristas pero no macristas incondicionales”, finalizó Pedemonte.

Campaña 2.0

Web: charlas online y parodias

El protagonismo de las redes sociales en la campaña electoral es indiscutible. Más allá de las estrategias de los candidatos, todos canalizan a través de Twitter, Facebook e Instagram, entre otras, sus actividades proselitistas. Desde las charlas en vivo de Carrió y Larreta en Facebook, hasta una parodia del film ‘Relatos salvajes’, son las formas de interacción de los políticos con sus potenciales votantes.

Un caso llamativo fue el utilizado por Ahora Buenos Aires, de Itai Hagman y Jonathan Thea, quienes adaptaron la famosa presentación de la serie ‘Game of Thrones’ a paisajes de la Ciudad.

No obstante, la más original es la parodia de Izquierda al Frente a la película de Damián Szifrón, ‘Relatos macristas’, donde se observa a los protagonistas del film expresando, mediante voces impostadas, críticas al oficialismo y a la oposición.

 

 

 

Compartir
?