Revista Qué

27 Sep 2016 | Traspaso a la Ciudad

Disputa del FpV por la Federal

A través de un documento público, firmado por distintas organizaciones sociales y figuras del ambiente de la política, el bloque del FpV de la Legislatura porteña abrió un amplio debate sobre el marco normativo que tendrá la nueva fuerza de seguridad. Cabe señalar que el descargo por parte del kirchnerismo se da ante el inminente anuncio del […]

A través de un documento público, firmado por distintas organizaciones sociales y figuras del ambiente de la política, el bloque del FpV de la Legislatura porteña abrió un amplio debate sobre el marco normativo que tendrá la nueva fuerza de seguridad.

Cabe señalar que el descargo por parte del kirchnerismo se da ante el inminente anuncio del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, sobre la creación de una nueva policía y el envío de un proyecto a la Legislatura para crear la Ley de Seguridad Pública.

En el documento, el FpV expresa que “por la trascendencia institucional que supone el traspaso de casi 20 mil efectivos de la Policía Federal a la órbita del Gobierno de la Ciudad, y las dificultades que suscita su unificación con la Policía Metropolitana, el debate debe propiciar la participación de todas las fuerzas políticas, las instituciones de la sociedad civil y las organizaciones territoriales”.

“Los firmantes sostenemos la necesidad de una Policía especializada y profesional, reafirmando los principios básicos de control civil y despolitización interna de la fuerza”, sostuvieron y continuaron: “Queremos fortalecer y profundizar algunos principios del marco legal actualmente vigente al tiempo que consideramos propicia la ocasión para incorporar nuevos aspectos a la perspectiva democrática de la seguridad en la Ciudad de Buenos Aires”.

Entre los firmantes figuran el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), ATE Capital y la Comisión de Seguridad Democrática del Instituto Patria; Raúl Eugenio Zaffaroni, Nilda Garré, Mariano Recalde, Juan Cabandié y los legisladores porteños del FpV, entre otros tantos.

0014025863

Cabe señalar que el Frente para la Victoria se quebró formándose un Nuevo Bloque Peronista, porque entre las discrepancias dentro del espacio estaba la abstención del FpV donde María Rosa Muiños señaló a Qué  que la gota que rebasó el vaso “fue la abstención del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad” ya que “A la Nación la está gobernando el PRO y a la Ciudad también la está gobernando PRO, no es que estábamos eligiendo una política de mano dura o una política más garantista, son las dos mismas políticas y, fundamentalmente, era una promesa nuestra de campaña, la de poder de empezar o continuar con el traspaso que garantice la autonomía de la Ciudad y había que acompañar ese hecho. El peor lugar para nosotros fue el de la abstención”.

En tanto, los principios considerados en el documento presentado por el FpV son:

Principios a resguardar y fortalecer de la actual Ley de Seguridad Pública de la Ciudad

– Policía profesional de dedicación exclusiva: escalafón único y prohibición de adicionales.

– Reforzar la conducción civil de la fuerza

– Reafirmar los principios de legalidad, oportunidad, gradualidad y proporcionalidad, en el accionar policial.

– Principio de supervisión de los servicios policiales bajo control de auditoría dependiente del Ministerio de Justicia y Seguridad.

– Principio de ordenamiento territorial sujeto a la descentralización prevista en la Ley de Comunas.

– Instituto de formación y capacitación profesional del personal policial y funcionarios a cargo de la seguridad pública, con eje en el respeto y promoción de los derechos humanos, con una perspectiva de género.

– Políticas de igualdad de género para la organización interna de la fuerza.

Nuevo modelo de gestión y gobierno de la seguridad pública

– Incorporación de principios de eficiencia y eficacia, transparencia y rendición de cuentas ante las autoridades e instancias sociales competentes.

– Refuerzo de la responsabilidad política. Jefatura civil de la institución policial, validada por audiencia pública previa a su designación.

– Distinción de la dirección administrativa y la dirección operacional

– Creación de un centro de análisis y control policial.

– Eliminación del “estado policial”.

Ampliación de los principios básicos de actuación

– Gestión de la seguridad pública sobre la base del conocimiento criminal.

– Incorporación del paradigma del “policiamiento focalizado”, enfoque tendiente a la resolución de problemas delictivos específicos como fundamento esencial de la labor policial.

– Definición de las funciones de prevención, conjuración e investigación de los delitos, y sus principios básicos de actuación.

– Restricción de portación del arma reglamentaria al horario de servicio.

– Prohibición de portación de arma de fuego en operativos policiales frente a manifestaciones públicas.

– Limitaciones en facultades de detención policial sin orden judicial

Control interno, externo y participación de la comunidad

– Creación de una Dirección de Control Externo bajo la órbita del Ministerio de Justicia y Seguridad, a cargo de la Auditoría Externa policial.

– Participación de la Legislatura en la designación de las autoridades de la Auditoría Externa Policial.

– Conformación del Tribunal de Disciplina como órgano colegiado con participación policial y externa.

– Creación de la Defensoría de la policía para la promoción de derechos del personal policial.

– Creación de una dependencia especializada en la prevención de la discriminación de género en el ámbito laboral.

– Profundización de mecanismos para la igualdad de género: paridad en la conducción como meta.

– Las autoridades del Instituto de formación policial deberán ser avaladas por la realización de una audiencia pública.

– Creación de una comisión permanente de seguimiento de las políticas de seguridad pública y accionar policial, con integración de legisladores y organizaciones de la sociedad civil.

– Garantizar un dispositivo de control sobre el uso de la fuerza, y las violaciones a los derechos humanos por parte del personal policial

– Garantizar pleno acceso a la información del funcionamiento de los mecanismos de control policial

– Garantizar pleno acceso a víctimas y organizaciones de Derechos Humanos a los casos y trámites de abusos policiales para su impulso y control.

Aspectos operativos / institucionales a resguardar en contexto del traspaso

– Derechos laborales del personal policial: el personal policial de la Policía Metropolitana y de la PFA transferida deberá ser reencasillado en los agrupamientos y categorías creados a tal fin. Durante el periodo de transición se deberá crear una Comisión transitoria de reencasillamiento del personal. En ningún caso el personal reencasillado podrá percibir una remuneración inferior a la que venía percibiendo, por lo que se prevé un suplemento por cambio de situación escalafonaria.

Compartir
?