Revista Qué

17 Oct 2017 | En contra de la reforma educativa

Docentes se sumarán a la marcha

Docentes porteños agrupados en el sindicato UTE-CTERA se sumarán el jueves próximo a la marcha que encabezarán alumnos de escuelas secundarias capitalinas a Plaza de Mayo, para volver a protestar contra la reforma del nivel medio impulsada para el año próximo por el gobierno de la Ciudad. Tras el diálogo con la prensa, el gremio emitió un comunicado en el que advirtió que […]

Docentes porteños agrupados en el sindicato UTE-CTERA se sumarán el jueves próximo a la marcha que encabezarán alumnos de escuelas secundarias capitalinas a Plaza de Mayo, para volver a protestar contra la reforma del nivel medio impulsada para el año próximo por el gobierno de la Ciudad. Tras el diálogo con la prensa, el gremio emitió un comunicado en el que advirtió que “el primer proyecto de la administración Cambiemos es desescolarizar”.

Así lo anunció el gremio en una conferencia de prensa brindada por el secretario general del sindicato, Eduardo López, en la que participó la estudiante Malena Schneider, de la Escuela de Cerámica “Fernando Arranz”; y Valeria Llobet, madre de un alumno del Lenguas Vivas “Juan Ramón Fernández”.

Tras el diálogo con la prensa, el gremio emitió un comunicado en el que advirtió que “el primer proyecto de la administración Cambiemos es desescolarizar”.

“Desalientan las inscripciones cuando siguen sin solucionar la falta de vacantes en el nivel inicial y se niegan a informar cuál es la escuela secundaria que proponen”, resaltó.

Y agregó: “Por un lado, las familias que eligen la educación pública en el nivel inicial deben sortear los obstáculos de la inscripción ‘on line’ y sufren la falta de vacantes. Por el otro, quienes inscriben a sus hijos en la secundaria estatal no saben con qué plan de estudios y modalidad académica se cursará el ciclo lectivo 2018”. “Por eso, la comunidad educativa pide la suspensión de esta reforma, y la convocatoria a un debate amplio y plural. Mientras quieren aplicar a cualquier costo algo absolutamente confuso, se niegan a aplicar la ley de Educación Sexual Integral, que cuenta con el consenso de la sociedad”, finalizó.

La semana última, la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) anunció la marcha a Plaza de Mayo para el jueves 19, con concentración previa a las 16 frente al Palacio Sarmiento, sede principal del Ministerio de Educación de la Nación, ubicada en Pizzurno 935, del barrio porteño de Recoleta.

En septiembre pasado, unos 30 colegios secundarios capitalinos estuvieron tomados por sus alumnos, quienes levantaron la medida el 26 de ese mes pero reclamaron la suspensión por un año de la reforma y que se convoque a un Congreso Pedagógico para consensuar los cambios en el nivel medio.

Los estudiantes, además, rechazaron las mesas de diálogo por escuelas y regiones dispuesta por el Ministerio de Educación capitalino, al considerar que “no sirven para avanzar hacia una reforma consensuada, por no ser vinculantes, y buscan dividir al conjunto de la comunidad educativa”.

El conflicto se originó a fines de agosto último, cuando el gobierno porteño anunció que, a partir de 2018, instrumentará una modificación de las formas de enseñanza, que incluirá prácticas laborales educativas para los alumnos de quinto año.

La iniciativa de cartera que conduce Soledad Acuña propone facilitar el paso de los jóvenes al mundo laboral, pero los estudiantes rechazaron la medida por “inconsulta” y por considerar que esas prácticas implican una precarización laboral.

El comunicado de UTE-CTERA

Estudiantes, familias y docentes nos reunimos esta mañana para reclamar al GCBA la no implementación de una reforma inconsulta de la Escuela Secundaria. Niegan información y eluden el debate por la falta de vacantes y la reforma de la escuela secundaria. Hicieron uso de la palabra en representación de lxs estudiantes, Malena Schneider de la Escuela de Cerámica “Fernando Arranz”, por las Familias, Valeria Llobet, mamá del Lenguas Vivas “Juan Ramón Fernández” y por los Docentes, el Secretario General de la UTE, Eduardo López.

El primer proyecto de la administración Cambiemos es desescolarizar. Desalientan las inscripciones cuando siguen sin solucionar la falta de vacantes en el nivel inicial y se niegan a informar cuál es la escuela secundaria que proponen. Por un lado, las familias que eligen la educación pública en el nivel inicial deben sortear los obstáculos de la inscripción on line y sufren la falta de vacantes. Por otro quienes inscriben a sus hijos o hijas en la secundaria estatal no saben con qué plan de estudios y modalidad académica se cursará el ciclo lectivo 2018. Por eso la Comunidad Educativa pide la suspensión de esta reforma y la convocatoria a un debate amplio y plural. Mientras quieren aplicar a cualquier costo algo absolutamente confuso, se niegan aplicar la Ley de Educación Sexual Integral que cuenta con el consenso de la sociedad.

Para continuar impulsando el debate que el Gobierno de la Ciudad no lleva a cabo, se anunciaron una serie de acciones a seguir. Entre ellas, mañana por la tarde en la UTE se realizará un encuentro de debate con directivos de escuelas. El jueves, docentes y familias acompañarán a las y los estudiantes en la movilización organizada por la Coordinadora de Estudiantes de Base CEB desde el Palacio Pizzurno a Plaza de Mayo. Además, ante la ausencia de convocatoria por parte del Ministerio de Educación porteño  los docentes pondremos a las escuelas en asamblea para discutir qué secundaria queremos.

Por último, el día 9 de noviembre se realizará un gran encuentro de Escuelas Secundarias con la participación de todos los actores del sistema educativo.

Le decimos no al desfinanciamiento que genera falta vacantes y problema de infraestructura. Pedimos la implementación real de la Ley de Educación Sexual Integral y el respeto por la Escuela Pública.

 

Compartir
?