Revista Qué

14 Dic 2015 | Nuevo gobierno

El desafío del PJ

El peronismo define qué postura tomar ante el nuevo gobierno de Mauricio Macri. Su rol en el Congreso y en la Legislatura. El destino de los dirigentes porteños.

Tras la victoria del PRO en las elecciones, el PJ deberá tomarse las vacaciones de verano para replantearse su posición de cara al nuevo Gobierno. No todo está perdido, todavía. Aún cuenta con amplia mayoría en el Congreso de la Nación y gobierna en la mayor parte de las provincias argentinas.

PJ CABA

El FPV será “una oposición con responsabilidad institucional”, aseguraron al tiempo que advirtieron que si el Presidente “envía leyes o toma acciones legislativas y/o políticas que vayan en el sentido contrario a lo que hicimos en todos estos años, nos vamos a oponer porque está en nuestra esencia”.

Muchos dirigentes salieron en los últimos días a manifestar un cambio de aire en el partido y reclamaron elecciones internas. Uno de ellos fue Juan Manuel Urtubey, quien se diferenció de sus compañeros al criticar algunas políticas y posturas del kirchnerismo, sobre todo en este último tiempo.

El próximo año vencerá el mandato del jujeño Eduardo Fellner al frente del Partido Justicialista, por lo que deberán renovar dirigentes. “Que la gente elija al mejor”, planteó el gobernador de Salta. “Desde el peronismo tenemos que resolver qué queremos hacer”, señaló.

Muchos hoy apuestan a que “el peronismo está muerto”. Sin embargo, la Plaza de Mayo colmada en la despedida de Cristina Fernández de Kirchner y el hecho de que Daniel Scioli haya superado el 48 por ciento de los votos, son factores determinantes.

El nuevo desafío será intentar revertir la historia en los próximos dos años y lograr retener la mayoría parlamentaria en el Congreso, para utilizarlo como una especie de trampolín para 2019. Todo dependerá también de la performance de Mauricio Macri al frente de la Nación.

Los máximos referentes porteños ocuparán lugares de privilegio. Axel Kicillof y Andrés “El Cuervo” Larroque asumieron como diputados nacionales por la Ciudad, mientras que Víctor Santa María jurará como parlamentario del Mercosur.

El destino de Mariano Recalde, quien presentó su renuncia como presidente de Aerolíneas Argentinas, es aún incierto.

En la Ciudad, en tanto, el peronismo corre con una ventaja. La delicada situación que atraviesa Energía Ciudadana Organizada lo podría dejar bien parado y convertirse, una vez más, en la primera minoría.

El ex ministro de Trabajo de la Nación y diputado porteño por el Frente para la Victoria, Carlos Tomada, es el nuevo presidente del bloque que nuclea a la diversidad de los sectores kirchneristas en la Legislatura, donde sólo quedó afuera el vivianista Claudio Palmeyro.

El espacio se quedó con la vicepresidencia II, que estará en manos de María Rosa Muiños. En un acuerdo con el PRO, también se quedó también con la Secretaría de Coordinación de la Legislatura, a cargo de Juan Pablo Modarelli, de la agrupación La Cámpora.

Compartir
?