Revista Qué

22 Nov 2015 | Armado de gabinete

El drama del armado PRO

Ante una eventual victoria de Macri, el PRO se enfrenta ahora a un nuevo desafío: armar los tres gabinetes. Con poca gente, deberá contar con la UCR y la CC.

El partido amarillo se enfrentaría a un verdadero drama si Mauricio Macri llega a la Casa Rosada. Con el gobierno de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires en el bolsillo, el nuevo desafío es la conformación de los tres gabinetes o, en propias palabras PRO, de los “equipos”.

Macri-PRO

Si bien tanto en territorio porteño como bonaerense se deslizaron una variedad de nombres para ocupar algunas de las carteras, resta definir algunas de las más importantes. Son miles de puestos que el macrismo debe definir hasta el 10 de diciembre cuando se termine el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El PRO es un partido relativamente nuevo y, lo cierto es que, no cuenta con la cantidad de gente que se necesita para completar el triplete. Tanto Macri, como Vidal y Larreta se sentarán en el transcurso de la semana para definir a ciencia cierta quiénes los acompañarán.

En la provincia de Buenos Aires como en un eventual gobierno nacional, el PRO debe negociar, además, con la UCR y la CC, con quienes comparte la alianza Cambiemos. Este punto será central en los armados. Larreta tiene el camino mucho más despejado. En la Cuidad, ambos partidos se enfrentaron al oficialismo porteño al integrar ECO, con Martín Lousteau a la cabeza y que, en la segunda vuelta, casi le arrebata el comando de la Capital.

De confirmarse el desembarco de Macri a la Casa Rosada, el PRO sería el primer partido político en gobernar simultáneamente la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia y la Nación. Desde que la Ciudad es autónoma, allá por 1994 tras la Reforma de la Constitución Argentina, ninguno de los tres ejecutivos compartió color político, y mucho menos una fuerza específica.

Compartir
?