Revista Qué

16 Nov 2016 | analisis politico

El efecto Lousteau

Con las elecciones de medio término cada vez más cerca y con la mira puesta también en las votaciones de 2019, Que dialogó con especialistas, consultores y encuestadores sobre la preponderancia de Martín Lousteau en el plano local. ¿Cuál es su rol en la esfera política de la Ciudad? La presencia confirmada de Martín Lousteau […]

Con las elecciones de medio término cada vez más cerca y con la mira puesta también en las votaciones de 2019, Que dialogó con especialistas, consultores y encuestadores sobre la preponderancia de Martín Lousteau en el plano local. ¿Cuál es su rol en la esfera política de la Ciudad?

Nota de tapa QUE #110

La presencia confirmada de Martín Lousteau en el plano electoral que se avecina es una de las cuestiones que más preocupan en el en-torno de Horacio Rodríguez Larreta. El referente de ECO, que todavía no muestra las cartas que arrojará sobre el paño en las Legislativas del 2017, irá por la revancha en el 2019 y buscará arrebatarle el cargo al actual Jefe de Gobierno.

El Embajador argentino en Estados Unidos tiene todo listo para pegar la vuelta al cuadrilátero de la política porteña. Lo hará en enero próximo, cuando se aleje del país que presidirá Donald Trump. Allí sí, Lousteau pondrá to-das sus energías en su estrategia electoral.

Pero, ¿qué implica la presencia del exministro de Economía en los comicios que se vienen? ¿Con qué ventajas y desventajas cuenta en esa carrera electoral? ¿Cómo afecta realmente a Cambiemos? ¿Podrá re-construir un sector propio que vuelva a estar a la altura como en 2015? Qué consultó a algunos especialistas y recolectó varios análisis de lo que puede llegar a emerger en el corto plazo.

En esa línea, al encuestador y analista político Jorge Giacobbe no le quedan dudas de que se viene una contienda de altísimo calibre. “Lousteau se va a postular en 2019 y va a ser una pelea muy dura. Tiene un futuro electoral enorme y está muy bien parado”, opinó. Además, hizo hincapié en la labor del funcionario como Embajador en Estados Unidos. “No ocupa ese cargo de casualidad. Es evidente que alguien pidió que lo sacaran de Argentina porque molestaba. Alguien necesitaba que no estuviera acá”, disparó, y añadió: “Creo que todos sabemos quién es ese alguien”.

En tanto, el consultor Carlos Germano también analizó el trabajo del referente de ECO en la Embajada. “No fue promisorio. Participó activamente y la información que le llegó a Mauricio Macri no fue la correcta. Me llamó la atención que hayan actuado tan abiertamente a favor de Hillary”, sostuvo. En ese sentido, para él hay un dato clave: saber si al hombre de rulos le jugará a favor o en contra el hecho de haberse apartado de un partido opositor en la Ciudad para quedar como embajador del oficialismo.

De todos modos, también dijo que Lousteau cuenta con una “buena base de sustentabilidad política después de la elección del año pasado”, y lo posicio-nó con muy altas expectativas para los comicios. “Además, tiene un eco muy importante en el ambiente femenino. Es un hombre moderno y con el perfil de lo que puede querer un votante de la Ciu-dad de Buenos Aires”, sentenció Germano.

En una sintonía similar, para Analía Del Franco, titular de la consultora Analogía, hay algunos factores que agigantan la chance de Lousteau pero sin asegurarle nada concreto. “Quedó con una imagen muy alta después de 2015, donde hubo un electorado que lo votó a pesar de que las con-signas eran no votar o incluso votar a Larreta. Martín se fue con buen saldo de esa elección”, indicó. Asimismo, enfatizó las cualidades del perfil del hombre de ECO: “No sólo se trata de un dirigente al que se lo valora por lo político, sino que también se lo hace por su saber. Tiene un carisma muy alto y puede recuperar rápidamente lo que había ganado hace dos años”, subrayó.
Del Franco cree que uno de los puntos principales pasa por saber si Lousteau podrá o no captar a sectores de la oposición “con alguna pro-puesta novedosa” que haga frente a una gestión que ya tiene muchos años. “Larreta está muy bien posicionado y Mar-tín puede ser una alternativa promisoria, pero tendrá que trabajar bastante”, expresó.

Los días pasan y las elecciones se acercan, aunque todavía falta mucho. Por eso, aún no hay demasiados datos ni mediciones acerca de lo que puede ser el mapa político de 2017 en adelante. En ese aspecto, la consultora Ricardo Rouvier & Asociados deslizó algunos números que hablan acerca de la imagen de varios actores políticos en la Ciudad, y es allí donde el líder de ECO cuenta con un 63 % de acepta-ción, seguido muy de cerca por Lilita Carrió, que mantiene un 60 %.

Claro que, como informó este medio semanas atrás, la mandataria de la Coalición Cívica tendrá un papel preponderante si finalmente se lanza a la esfera porteña: su decisión de integrar Cambiemos o volver a entablar lazos con Lousteau inclinará la balanza a un lado o al otro.

Los números de Rouvier hallan cierta semejanza con los arrojados por la encuesta de Aurelio publicada meses atrás. Allí, el exministro de Economía llega al 63.1 % de imagen positiva, y Carrió al 59.6 %. Más atrás, se despliegan Margarita Barrientos con 59.5 %; Facundo Manes con 58.9 %; Graciela Ocaña con 58.6 %; Patricia Bullrich con 47.8 %; Esteban Bullrich con 46,8 % y el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, con 28.1 %.

En cuanto a Rodríguez Larreta, su aceptación ronda el 60 %. Igual, la cosa cambia si Lousteau juega en una vereda opuesta a la de Cambiemos, y perdería mucho te-rreno contra cualquier candidato del PRO (ver cuadro aparte).
El líder de ECO ya arma las valijas y prepara el regreso. Los pri-meros movimientos en el tablero preelectoral irrumpirán en los albores de 2017.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN 110 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?