Revista Qué

29 Ene 2015 | Fallo

El gobierno deberá brindar agua potable en Soldati

La Justicia porteña le ordenó al Poder Ejecutivo que tome cartas en el asunto y resuelva la situación en el asentamiento.

El juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño Marcelo López Alfonsín ordenó al Gobierno de la Ciudad que entregue diariamente “agua potable suficiente para consumo e higiene” de los vecinos del barrio La Esperanza de Villa Soldati.

Lo hizo ante la denuncia de unos 500 vecinos que advirtieron que el gobierno porteño, que ya había sido intimado a proveer el líquido vital, envió un camión cisterna con agua sucia.

El juez intimó al gobierno porteño a iniciar en el término de 24 horas la provisión de agua y, en caso de no hacerlo, le advirtió que aplicará una multa diaria de 50 mil pesos.

La multa será aplicada directamente a la ministra de Desarrollo Social local, Carolina Stanley, según establece el fallo.

La provisión mediante camiones cisterna deberá continuar “hasta tanto se encuentre en condiciones de ofrecer otra alternativa que asegure la normal prestación del servicio de agua”.

Durante los primeros días de enero, el juez de feria Darío Reynoso había ordenado la provisión de agua, pero los vecinos denunciaron que el 21 de enero llegó un camión cisterna y “el agua contenida era de color rojizo, encontrándose sucia”. “Ante una cuestión tan elemental como la de la provisión de agua potable, es necesario que la justicia imponga imperativamente el cumplimiento efectivo de sus decisiones sin admitir dilaciones irrazonables”, resumió el fallo.

La disputa entre el gobierno y los vecinos del barrio es de larga data. El lunes, ante la negativa de proporcionar una solución, los habitantes del lugar cortaron la autopista Cámpora durante más de ocho horas. “Hace mucho que venimos denunciando los graves problemas de nuestro barrio: falta de agua, acumulación de basura, problemas de cloacas, inundaciones, cortes de luz, incendios. Todos los días corremos el riesgo de que ocurra una desgracia. Por eso pedimos que nos censen y urbanicen el asentamiento, con los servicios básicos para vivir dignamente. Hace seis meses que pedimos por favor agua potable. Ya no sabemos cómo hacerlo”, señaló una de las delegadas del asentamiento, María Galloso al sitio Noticias Urbanas.

Compartir
?