Revista Qué

2 Dic 2014 | Naufragio de candidatos

El massismo a la deriva en la Ciudad

El Frente Renovador navega en un mar de candidatos en la Ciudad de Buenos Aires con las dificultades propias para dar el salto en la contienda electoral de 2015.

El legislador nacional Sergio Massa trabaja en el armado del territorio porteño pero con menos suerte que en provincia de Buenos Aires, donde se siente cómodo y ha logrado fagocitar dirigentes del FpV y la UCR, asegurándole una base que podrá solventar y sostenerlo en las PASO de agosto y en las Generales de octubre.

Sin embargo, la Ciudad parece darle vuelta la cara al ex intendente de Tigre. Con un armador estrella, el ex legislador y acérrimo kirchnerista Diego Kravetz, el massimo ha pasado por varias figuras públicas, teniendo siempre respuestas negativas.

También forman parte de la mesa en la Ciudad la ex diputada nacional Cynthia Hotton, flamante incorporación del Frente Renovador porteño; la ascendente Florencia Arietto, ex jefa de Seguridad durante la gestión de Javier Cantero en Independiente y el ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen.

Con rumores echados a los medios de comunicación, el massismo pretende imponer figuras, aunque luego no se confirman y las postulaciones se diluyen.

Primero Kravetz, y el armador a nivel nacional pero que también está en la Ciudad, Juan Pablo Alvarez, intentaron cooptar figuras de otros partidos, sin éxito.

Tal fue el caso de Martín Lousteau, candidato a jefe de gobierno por el Unen. En su momento, el ex ministro de Economía sentenció: “Yo estoy en UNEN, para mí existe sólo eso”.

Massismo-porteño-e1409863706542

Otro que recibió ofrecimientos para formar parte del FR es el vicepresidente I Cristian Ritondo, enrolado en el Pro pero que proviene de la pata peronista, y que aspira a suceder a Mauricio Macri en el si-llón de Bolívar 1. No obstante, las negociaciones no llegaron a buen puerto. En realidad, casi que ni comenzaron.

La que también recibió propuestas es la legisladora de Confianza Pública Graciela Ocaña. Pero la ex ministra de Salud nacional se encuentra actualmente más cercana al Pro, con una posible candidatura a vicejefa de gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Incluso, la “Hormi-guita” hasta ha coqueteado con UNEN.

Descartada la posibilidad de candidatos provenientes del palo político, el massismo se volcó a convocar a figuras públicas que tengan cierto nivel de conocimiento en los porteños.
Entre los profesionales han intentado convencer a periodistas con cierto nivel de popularidad. Primero, Juan Pablo Varsky, de quien Massa dijo: “Tiene la virtud de valorar lo bueno y señalar lo malo, lo que lo ubica en el centro del espectro”, y además le interesa “su buen vínculo con los jóvenes”. No obstante, no se avanzó en mucho más que eso. Varsky bajó el pulgar prácticamente al toque.
El economista Tomás Bulat es otro de los que figuró en el listado. El vínculo surgió por el intendente de Junín, Mario Meoni, amigo y compañero de militancia de Bulat en la Franja Morada,y fue el que echó a rodar el rumor de que Massa había pensado en el profesional. Bulat salteó airoso la situación y dijo: “No hay nada que negar, ni rechazar, ni nada: no se habló del tema. No es un tema”. Es decir, tampoco será.

Siguiendo con la línea de economistas, quien se prendió en la pelea pero que ahora lo ve para 2019 es el economista y conflictuado amorosamente Martín Redrado. Al principio se habló de una candidatura a jefe de gobierno, amparado en su gestión en el Banco Central. Pero luego, se sintió más cómodo en terreno bonaerense y comenzó a recorrer la provincia de Buenos Aires como candidato a gobernador del massismo. De hecho vi-sitó ciudades como La Plata y Chascomús.

Ante el escándalo suscitado por su separación de la vedette Luciana Salazar y su rápido romance con la mediática Amalia Granata, el tigrense estaría disgustado con el rumbo tomado por Redrado. De hecho, se conoció mediante un mensaje de texto enviado a la blonda Salazar que en caso de ser Massa presidente, él sería designado canciller, pero sus aspiraciones están en la Ciudad para 2019.

El que sigue firme y aún intentan convencer es al ex ministro de Economía de la Nación, Roberto Lavagna. En una última visita a la ciudad, Sergio Massa realizó declaraciones a favor de una virtual candidatura a jefe de gobierno. Aunque el legislador nacional tiene intenciones de salir cuanto antes a mostrar a Lavagna como su candidato, las indecisiones del elegido hacen que se dilate la situación y se busquen otras alternativas.

Tal es así que desde el mismo entorno del Frente Renovador echaron a rodar la posibilidad de una candidatura del fiscal José María Campagnoli, señalado por el kirchnerismo pero que, a pesar de intentarlo, no logró sacarlo de su puesto.

La campaña territorial en la Capital del país se circunscribe a encuentros con vecinos en comunas, y la publicación de algunas declaraciones de Kravetz criticando al gobierno del PRO.

De hecho, el Frente Renovador no figura en las encuestas lanzadas en los últimos tiempos, que tienen con presencia mayoritaria al Pro, el FpV y el Unen. La estrategia para meterse dentro de los tres armados aún no ha dado resultados, y el massismo deberá hacer frente en los próximos meses a un golpe de efecto o confiar en los votos obtenidos por su candidato a presidente, Sergio Massa, y que ello arrastre el porcentaje en la Capital.

Con este objetivo, los dirigentes lanzaron el lema “Aprendamos en Massa” en un acto que tuvo su inicio en el barrio de Balvanera. Según los organizadores del ciclo, el principal propósito es que Massa gane en cada una de las comunas en la elección presidencial del año próximo.

No obstante, la realidad es que el massismo en la Ciudad no logra encandilar ni hacer pie en un mar plagado de candidatos de los demás partidos.

LA NOTA COMPLETA EN EL N°8 DE REVISTA QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?