Revista Qué

13 Nov 2015 | Campaña

El PRO se obsesiona por el Norte

Macri hará su cierre de campaña en Jujuy la semana próxima y esta semana Michetti recorrió Tucumán, Salta, Chaco y Misiones. Quieren achicar la distancia ahí con Scioli.

De cara al balotaje y con el escenario dejado por las elecciones generales del 25 de octubre, el PRO se puso como objetivo aumentar el caudal electoral de Cambiemos en el norte del país, zona donde el peronismo es fuerte y que le ha significado a Scioli buena parte de la distancia que le sacó a Macri.

En los últimos días, y en una recorrida por las el interior del país, tanto Macri como michetti se han repartido las provincias. Michetti se hizo su tiempo para pasar por Salta, Tucumán, donde se sacó foto con el ahora mediático José Cano, y Jujuy, donde se fotografío con el gobernador electo, Gerardo Morales.

Antes estuvo en Corrientes, donde se mostró con el gobernador Ricardo Colombi, del radicalismo y también pasó por Chaco, en momentos donde Macri buscaba consolidar el voto cautivo que tiene en Mendoza, un importante distrito electoral, de la mano de Alfredo Cornejo.

Si bien en el PRO reina cierto clima de confianza por la tendencia triunfalista que señalan la mayoría de las encuestas, no quieren dejar librado al azar, pero en el PRO consideran que dónde tiene que buscar los fotos que faltan ese en el norte, una vieja obsesión, según pudo reconstruir RevistaQue.com.

En efecto, a excepción de Jujuy -donde se impuso Massa- en el resto de las provincias del norte y del litoral se impuso Scioli, incluso en Corrientes, gobernada por el radicalismo, el FpV le sacó 20 puntos en la categoría presidencial a Macri.

No en vano, el equipo de estrategas de Macri escogió Jujuy para el cierre de campaña la semana próxima: un territorio en el que proyectan absorber los votos que tuvo Massa en la categoría a presidente y en que el perdió el peronismo.

Michetti y Morales en Jujuy

En Chaco obtuvo el 53,70% de los votos, que son mientras que el líder del PRO apenas arañó los 30 puntos, en un territorio donde Jorge Capitanich supo asegurarle un buen espaldarazo al mandatario bonaerense. En Tucumán, lo mismo casi 20 puntos de diferencia: entre un Scioli que llegó al 48,251% y un Macri que alcazó los 26,86% de los votos.

En tanto, en Jujuy donde se mostró hoy Michetti con Morales, la apuesta es para quedarse con los votos de Massa. Allí el ex intendente de Tigre se quedó con el 41,41% de los votos, seguido de Scioli con el 37,33%. El alcalde porteño cosechó en esa provincia más del 17% de los votos.

Y, en Salta, donde también estuvo, la distancia el 25 de octubre fue de 15 puntos. “No estamos pensando en cómo pelear con nuestros adversarios, ni viendo qué dicen de nosotros, cómo nos agreden o cómo contestarles.  Lo que hacemos ante cosas tan retorcidas como esas es dar un mensaje de esperanza y simplemente decirle a la gente que no se asuste, que no tenga miedo, que lo que viene es justamente una Argentina más sana”, afirmó Michetti.

La senadora nacional por la Ciudad se mostró en su recorrida con el ministro de Cultura Porteña, Hernán Lombardi y el Ministro de Desarrollo Económico y presidente de la Fundación Pensar, Francisco Cabrera y la diputada nacional por la Ciudad, Laura Alonso, entre otros.

Compartir
?