Revista Qué

28 Oct 2014 | Francisco Quintana

“Está bueno que haya más de un candidato”

Es el presidente de la Comisión de Justicia de la Legislatura.Se refirió a la actual situación de la Justicia porteña.Y clamó para que tenga mayores competencias.No se manifestó a favor de ninguno de los precandidatos de su partido.

Amante del fútbol, mendocino de nacimiento y porteño por adopción, Francisco Quintana es el referente de Macri en temas judiciales dentro de la Legislatura porteña. Además, hoy le arma en La Rioja a nivel nacional mientras combina su actividad como diputado a nivel local. La vorágine de su rutina, que oscila entre lo local y lo nacional le deja espacio para poco, pero confiesa que el año próximo se quiere casar y no desestima ser el presidente de Boca algún día.
Explicó la instancia que atraviesa la Justicia porteña y da su visión acerca de la coyuntura política de la Ciudad.

quintana medio

-¿Qué es lo que queda pendiente en materia de Justicia?
-Yo lo plantearía al revés. Creo que tenemos una ventaja comparativa, que es que estamos hablando de un Poder Judicial relativamente nuevo, eso nos permite aprender y mejorar muchas experiencias de lo que ha ocurrido, ya sea en otras jurisdicciones como también a nivel nacional.
Hoy en día es un Poder Judicial que no tiene todas las responsabilidades que debería tener un Poder Judicial local, en una jurisdicción autónoma como esta, el desafío es empezar a desandar ese camino, con algunas ventajas, con algunas experiencias exitosas, producto precisamente de ser un Poder Judicial nuevo, pero todavía con un camino por recorrer. Es un servicio de justicia que deberíamos intentar que se perciba cada vez más cerca del vecino.

-¿Eso se lograría con los juicios por jurados?
-Es la idea. Podría ser una herramienta en ese sentido, otra herramienta podría ser la justicia de vecindad o los juicios de menor cuantía para que se puedan resolver de manera descentralizada algunas cuestiones menores o conflictos entre vecinos pero, por otro lado, también hay experiencias exitosas que es bueno poner de manifiesto. En el caso del ministerio Público Fiscal, la descentralización que ha hecho fiscalía en los barrios, e incluso en lo que tiene que ver con la Defensoría. La presencia en villas o asentamientos urbanos, también demuestra esto de abrir la puerta de la justicia al vecino y que tiene que ver con medidas del ministerio Público.
En la práctica hay distintos modelos del sistema de juicios por jurados; hay que analizar para qué tipo de delitos podría aplicarse esta figura. Hay una serie de complejidades que deberían discutirse conjuntamente entre el Poder Judicial y el Ejecutivo.

-¿Qué sucede con la reglamentación de la boleta única?
-Más allá de que estoy a favor de su implementación, a mí me parece razonable que todavía no se avance en una reglamentación de lo que es boleta única hasta tanto no se tome la decisión de si el año que viene se van a unificar las elecciones. Porque en buena medida, si eso ocurre, habrá que hacer convivir a dos sistemas electorales, entonces, ya sea por una cuestión de economía de recursos, por una cuestión de practicidad, está claro que una decisión está atada a la otra. En definitiva, también va a depender de la decisión de fondo acerca del cronograma electoral. Es saludable para la Ciudad y tiene poco a nada que ver con la coyuntura política y mucho que ver con la institucionalidad.

-¿Es positivo que haya más de un candidato dentro del propio partido?
-Sí, absolutamente, porque a nosotros nos va a resultar útil un escenario de Paso para dirimir esas candidaturas, me parece que también nos va a hacer madurar todavía más en términos de vida institucional. El hecho de que exista más de un candidato también es síntoma de la madurez y del crecimiento del partido.
Salimos de una matriz o de un eje marcadamente personalista a un esquema de un partido de cuadros que hoy permite, por ejemplo, someter una candidatura tan importante como es la sucesión del propio Mauricio a una interna.

-¿Cuál considerás que es el candidato con mayores posibilidades?
-No tengo una preferencia marcada, no prefiero a ninguno de los cuatro precandidatos y a su vez prefiero cualidades o condiciones de cada uno de ellos. La identificación y lo que en algún momento nos llevó a sumarnos a este partido político tiene claramente que ver con la figura del propio Mauricio.

-¿Cuándo nace tu vocación por la política?
-Yo creo que en mi caso nace de muy chico. Y tiene que ver a lo mejor también con una historia familiar, mi único antecedente en la política partidaria tiene
que ver con mi abuelo materno que fue diputado nacional en el ‘58 encabezando la boleta de la UCRI, la boleta de Frondizi en Mendoza. En el recorrido más personal fue en la participación en organizaciones de la sociedad civil y el haber presidido un centro de estudiantes de mi facultad, en donde encuentro imágenes que marcaron mi vocación por la cosa pública antes de dedicarme a la política partidaria.

-¿Cuál es la mayor fortaleza de Macri?
-La coherencia es un valor que la gente destaca y valora, la credibilidad es otro, la capacidad de gestión también podría estar entre las cosas que buena parte de la ciudadanía destaca.
La verdad es que Mauricio es un dirigente que hace lo que dice y dice lo que hace y además lo ha demostrado en siete años ya casi de gestión en la Ciudad, del tercer presupuesto a nivel nacional. Lo acompaña el contexto donde la gente prioriza el cambio por sobre la continuidad.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?