Revista Qué

8 May 2016 | EZEQUIEL JARVIS

“Hay que generar empleo de calidad”

En el contexto del debate sobre la ley antidespidos y ante la situación con los taxistas que protestan por la llegada de Uber, el subsecretario de Trabajo de la Ciudad, Ezequiel Jarvis, recibió a Qué en su despacho para conversar sobre las diversas problemáticas laborales.

En el contexto del debate sobre la ley antidespidos y ante la situación con los taxistas que protestan por la llegada de Uber, el subsecretario de Trabajo de la Ciudad, Ezequiel Jarvis, recibió a Qué en su despacho para conversar sobre las diversas problemáticas laborales.

-¿Cuál es su opinión sobre los dos proyectos de la llamada ley antidespidos?

-La ley antidespidos es un proyecto, con media sanción, que no soluciona un problema estructural: la promoción del empleo, lo que tratamos de hacer desde cada una de las provincias en pos de que a este país le vaya bien. Se trata de generar empleos de calidad. Con la ley antidespidos no se logra ese objetivo, sino que es un obstáculo más a las Pymes y a las empresas para generar empleo.

jarviss

-Después del anuncio del proyecto de ley para el empleo joven, ¿qué medidas van a tomar en la Ciudad?

-Tenemos muchas ganas de apoyar a un gran sector del tejido productivo que son las Pymes, entendiéndolas como las empleadoras. Para eso hay que facilitarles trámites. Por eso estamos con un sistema de ventanilla única, para que puedan solucionar ya sea cuestiones que tienen que ver con la información como con el reclutamiento de recursos humanos. Ahí, lo que tenemos es una gran base de datos, un portal de empleo, donde muchos jóvenes cargan su currículum; nosotros les damos capacitación y los orientamos en la búsqueda y a las empresas que buscan. Para eso tenemos un área que analiza la dinámica laboral de la Ciudad y vamos tratando de orientar a la gente que busca trabajo al empleo que ofrece un empresario.

-En varios ministerios festejan el impacto en el empleo que tienen las obras por los JJOO de la Juventud. ¿Cuál es la magnitud real?

-Estamos trabajando fuertemente con diferentes actores y áreas, como con la UP de los JJOO, que depende de este ministerio; con la Coorporación Buenos Aires Sur; con la comuna 8; para trabajar en una oficina de empleo que permita acercar a los vecinos de la comuna a la empresa, en pos de este gran proyecto que es la villa olímpica y todo lo que se va a generar alrededor de ella.

-¿Cuánto incide en el desempleo?

-Incide mucho, porque es un proyecto que no solamente queda en los JJOO, sino que también deja un legado en cuanto al desarrollo de la Ciudad y de esa zona; entendiendo también que muchas empresas van a acercarse y muchas otras actividades que rodean al deporte van a estar acercándose, por lo que excede al hito deportivo.

-Uber estuvo en el centro de la polémica desde principios de abril. ¿Cuál es su opinión: debe funcionar o se debe prohibir?

-Los avances tecnológicos están teniendo cada vez más relevancia, pero creo que tanto el jefe como el vicejefe de Gobierno y el resto del equipo de la Ciudad dejaron claro que apostamos a que haya una competencia transparente y leal en diferentes actividades; y en ese sentido no estamos cerrados a que vengan nuevas empresas y que se adapten a la legislación de la Ciudad.

-Si bien la relación con los gremios es una atribución de la subsecretaría, la paritaria con los estatales la lleva Hacienda. ¿Esto es algo bueno o algo malo?

-Es algo que permite trabajar en conjunto. Las negociaciones las lleva Hacienda, pero tratamos de ponernos a disposición para lo que necesiten.

-Primeros cuatro meses de gestión, en la que sucede a Ezequiel Sabor, que ocupó ocho años el cargo. ¿Qué hubo de herencia positiva y qué de negativa?

-En la Ciudad de Buenos Aires se avanzó muchísimo en los últimos años en materia laboral gracias a la gestión del anterior subsecretario, Ezequiel Sabor. Tuve la suerte de acompañarlo en varios cargos dentro de la subsecretaría. La resolución de conflictos laborales es una de las ramas en las que más se avanzó. Por esa razón se crea en 2012 la Dirección General de Relaciones Laborales, ahora renombrada de Negociación Laboral. Tuvo su primer trabajo fuerte en lo que respecta al conflicto de los diez días sin subte, pero también permitió ser de mucha ayuda en cuanto a abrirles la puerta de la subsecretaría a to-dos los trabajadores para que traigan sus conflictos.

-Ahí me habló de lo positivo. Ahora, ¿qué le faltó hacer a Sabor en estos ocho años?

-El tema de trabajo es propio de la dinámica económica de la Ciudad, tan compleja y con tanto que le aporta al país. Es muy interesante todo lo que se puede lograr contra la lucha del trabajo no registrado. El gran desafío es seguir bajando esos índices, trabajar en la prevención, en la inspección laboral, ya sea en los establecimientos como en obras y, sobre todo, también dar un mensaje a los porteños en cuanto a lo importante que son los trabajos de calidad y decentes; no solamente un trabajo de cualquier tipo, sino también uno en el que no haya discriminación, que haya capacidad de capacitación laboral. El otro día estuvimos entregando unos certificados de competencia laboral en el sindicato de maestranza, y vimos ahí un esfuerzo tripartito entre empresas, sindicato y Estado; eso hace a los trabajos de calidad.

-¿Cuál es su balance sobre los primeros meses de la gestión de Rodríguez Larreta?

-Es una pregunta muy interesante, porque la Ciudad tiene la vara tan alta porque nos exige a los funcionarios ser lo más creativos posible y estar a la altura del desafío. La cercanía con la gente nos permite nutrirnos de lo que verdaderamente necesita el porteño. Si tengo que calificar la gestión de Horacio, o hacer un análisis, digo que es muy interesante, porque nos está exigiendo mucho más porque venimos de una gestión con la vara muy alta, porque se hizo mucho en estos últimos ocho años; y el jefe de Gobierno, sus ministros y los equipos quieren ir por mucho más.

-Mirando la movilización que se realizó la semana pasada, ¿cómo está la relación de la Ciudad con los gremios?

-Tenemos muy buena relación con las cinco centrales. Acá trabajamos diferentes conflictos y cuestiones vinculadas a distintos sectores gremiales, y la verdad es que el diálogo es muy bueno; pero no sólo es cuestión de diálogo, sino que además hay mucho trabajo en conjunto. Por eso, la subsecretaría es un lugar de puertas abiertas.

Compartir
?