Revista Qué

16 May 2016 | Debera pagar 2 millones

El Gobierno, culpable de dos muertes

El Ejecutivo, EDESUR y una productora deberán pagar dos millones de pesos a la familia de dos jovenes que murieron en un festival en 1999.

El Juzgado N° 3 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires hizo lugar a las demandas iniciadas por familiares de dos jóvenes que fallecieron electrocutados en 1999 en el marco del evento denominado “Buenos Aires Vivo III”, organizado por el Gobierno porteño.

festival

El juez Pablo Mantarás manifestó que “no puede perderse de vista que el recital se realizó en un espacio que pertenece al dominio público de la Ciudad de Buenos Aires, de modo que – más allá de sus obligaciones como organizador– también pesaba sobre las autoridades de la Ciudad la obligación de adoptar las medidas necesarias para que las personas pudieran concurrir y utilizar ese predio de disfrute común sin riesgos para su integridad o bienes”.

En cuanto al operativo de seguridad, el magistrado explicó que “no habría resultado en absoluto suficiente para controlar la gran cantidad de disturbios que se generaron durante el desarrollo del espectáculo”.

En este sentido, entendió que, “se desprende con claridad la existencia de numerosas irregularidades vinculadas con las conexiones eléctricas y en el tendido de cables realizados en el predio en el cual el GCBA organizó el evento público y, paralelamente, la falta de realización de los debidos controles por parte de las dependencias técnicas del Gobierno, que hubieran permitido detectar esas falencias”.

“Toda la situación hasta aquí reseñada demuestra que, de acuerdo con las circunstancias contextuales de tiempo, modo y lugar, y considerando las opciones reales de intervención a disposición de las estructuras estatales, el GCBA no adoptó, como organizador del recital público, las medidas de prevención y seguridad necesarias para preservar la integridad física de los asistentes”, añadió el fallo.

Frente a las graves irregularidades, el magistrado aseveró: “Si el Gobierno de la Ciudad, en su carácter de organizador del evento, hubiera ordenado la realización de al menos mínimos controles de seguridad de los trabajos e instalaciones realizadas en el predio para posibilitar la realización del recital, estas deficiencias habrían podido ser detectadas y, ciertamente, el desenlace fatal que se analiza en estos autos no se habría producido”.

En este sentido, se encontró culpables de las dos muertes al Gobierno de la Ciudad; al organizador del evento en Puerto Madero; de Edesur, a la proveedora del servicio eléctrico en la zona; y a las empresas Fénix Producciones, a cargo de la iluminación, sonido, escenario y producción general y Catexpo S.R.L., dueña de un cable trifásico que proveía de electricidad a puestos de comida y que provocó las descargas fatales; que deberán abonar dos millones de pesos a las familias en concepto de daño material, psicológico y moral.

Buenos Aires Vivo III era un espectáculo gratuito organizado por la secretaría de Cultura del gobierno de la Ciudad, entonces dirigida por Darío Lopérfido, a cargo del hoy ministro de la cartera bonaerense, Alejandro Gómez.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?