Revista Qué

14 Jun 2016 | Inseguridad

Vecinos pidieron la cabeza de la policía

Vecinos del barrio de Versailles (Comuna 10) se hicieron presentes en la puerta de la Comisaría 44 para exigir mayor seguridad en la zona y la renuncia de la cúpula de las Policías que hoy patrullan las calles de la Ciudad.

Este lunes por la noche, vecinos del barrio de Versailles (Comuna 10) se hicieron presentes en la puerta de la Comisaría 44 para exigir mayor seguridad en la zona y la renuncia de la cúpula de las Policías que hoy patrullan las calles de la Ciudad.

Según publicó La Nación, son varios los porteños que sufrieron en lo que va del año sucesivas entraderas y asaltos de motochorros. “¡Queremos vivir seguros y acá nadie se hace cargo!”, gritaban algunos, realmente ofuscados por la situación que atraviesan.

2219294h765

De acuerdo al mapa del delito elaborado por Fundación La Alameda, en el barrio de Versailles ya se registraron 36 entraderas en lo que va del año. Además, tuvo lugar una veintena de asaltos protagonizados por motochorros, que atacan sobre todo a estudiantes y a mayores.

Uno de los puntos de inflexión fue la escalada del delito en los últimos meses, algo impensado tras el traspaso de la fuerza federal a la órbita de la Ciudad. Desde el Ministerio de Justicia y Seguridad señalaron a Qué: “Se está avanzando, poco a poco; faltan las últimas pinceladas”; a la vez que advirtieron algunas reticencias en el área de Recursos Humanos. “Es la parte más sensible; sobre todo en lo que son las brigadas”, dijeron.

La decisión de los jefes es la más difícil; puesto que deben determinar quiénes pasan y quiénes no, y para ello hay que hacer un exhaustivo análisis de méritos y antecedentes. “Hay que ver punto por punto, porque se puede generar un problema”, explicaron.

En esta línea confesaron que los reproches están a la orden del día. Hay quienes ya pusieron el grito en el cielo porque, consideran, tienen mejor currículum que otros. “La división genera este tipo de situaciones. No se puede hacer de un día para otro”, añadieron desde la cartera que conduce Ocampo.

Pero, mientras la fuerza se consolida, la inseguridad no da tregua en territorio porteño. De acuerdo al último informe del coordinador del Mapa del delito de la CABA, Nelson Durisotti, entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2015 se procesaron 35.428 reportes de delitos cometidos en la vía pública contra las personas y bienes. Esta cifra significó un incremento de dos mil casos con respecto a la primera mitad del año pasado.

Compartir
?